23:53 hs. | Jueves 15 de Noviembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Economía . Textil y electrónica, en la cuerda floja
Fuerte reacción ante un polémico plan del gobierno: "Reconvertir industrias es una locura"
03.08.16. Fuerte reacción ante un polémico plan del gobierno: "Reconvertir industrias es una locura"
 
 

Así lo señaló el dirigente de la UIA José Urtubey. Lo hizo en referencia a la iniciativa impulsada desde el oficialismo que tiene por objetivo "reconvertir" a sectores que consideran "no competitivos".

El Gobierno favorecerá al sector automotriz y pide reconversión para textiles y electrónicos.

El plan del gobierno nacional filtrado a algunos medios de comunicación y comentado en voz baja entre los distintos despachos ministeriales causa mucha desconfianza en la industria. Y no es para menos. El objetivo es, en última instancia, que los sectores a los cuales el macrismo ve como faltos de competitividad abandonen su actividad y se dediquen a otra cosa.

Es cuando menos controvertido que un gobierno le diga a un empresario a qué se tiene que dedicar. Especialmente si se trata de una gestión que en otros temas -como por ejemplo la falta de manteca- proclama que no puede intervenir porque es un problema que deciden los privados.

Así lo expresó uno de los principales integrantes de la conducción de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Urutubey, durante la emisión del programa Minuto Uno, que conduce Gustavo Sylvestre en la señal de cable C5N:"Reconvertir industrias es una locura", afirmó el dirigente.

Según lo que trascendió en medios como La Nación y El Cronista, entre los sectores apuntados por "poco competitivos" y que, en buen romance, deberán "dedicarse a otra cosa", están las industrias textil y electrónica. La primera emplea a casi medio millón de trabajadores, mientras que la segunda no es tan masiva pero constituye la columna vertebral de Tierra del Fuego, entre otras particularidades.

 

Si bien fueron mencionados estos dos sectores, fuentes oficiales aseguraron que hay "varios más" en la lista negra. Las promesas de "gradualismo" y "búsqueda de consensos" expresadas desde el oficialismo aparecen como poco creíbles después de las experiencias de la megadevaluación, los tarifazos y los despidos masivos que afectaron tanto al sector público como al privado.

 

Mejor suerte correría el sector automotriz, al cual el Gobierno califica como "semi competitivo" y estaría dispuesto a apuntalarlo con políticas oficiales. En ese rubro están involucrados unos 85.000 trabajadores, si se incluye a los autopartistas además de las grandes terminales.

 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente

   
   
 
ACC - 2016-08-03 11:36:11
Perfecto. Es imposible seguir produciendo cosas, que necesitan ser mantenidas con subsidios, ya sea por el aporte directo del estado o a traves de precios no competitivos,abonados por el consumidor.Ademas yo no incluiria al sector automotriz, porque los precios de su producion y la calidad tecnica no estan en competencia con los internacionales-
nilda juana - 2016-08-03 13:23:14
bien