16:01 hs. | Domingo 18 de Noviembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Opinión. Comisión Directiva del Instituto Independencia
Una “ley histórica”: Vuelta a las AFJP para arruinar la vida de los jubilados.
14.06.16. La nacionalización de las AFJP devolvió al Estado argentino el manejo de la principal fuente de ahorro nacional, ampliando los derechos para los argentinos en edad de jubilarse y terminando con un negocio en el que la única beneficiada fue la banca usurera. Hoy, el proyecto de ley ómnibus que establece un mentiroso “pago de la deuda histórica con los jubilados”, gracias a un vergonzoso blanqueo de capitales fugados, promete devolver el negocio a la banca especuladora y condenar a los trabajadores a una vejez con hambre.
 
 

Qué decidirán los legisladores elegidos por el voto popular, donde el oficialismo no cuenta con mayoría: Que sólo un 15% de los adultos en edad de jubilarse, que cuenta con la totalidad de aportes podrá hacerlo, condenándose al 85% restante a recibir una especie “pensión graciable”, una limosna del Estado equivalente al 80% de la jubilación mínima, que no será heredable para el esposo o esposa y sin PAMI ni obra social. Si el General Perón extendió el derecho a la jubilación y si la inclusión jubilatoria, en la década pasada, ascendió de un 63% un 98%, en los próximo diez años se experimentará la misma curva, pero descendente.

Que los jubilados que hayan iniciado juicio al Estado, con o sin sentencia, acepten una quita que va del 30 al 70%, si pretenden cobrar a partir del 2018.

Que a las mujeres se les eleve la edad para jubilarse, de 60 a 65 años, desconociéndose la doble tarea que realizan, dentro y fuera del hogar.

Que las acciones que cuenta el Estado en grandes empresas monopólicas como Techint, Edenor, Grupo Clarín o en la banca especuladora Macro, Galicia o BBVA, que permite participar en las decisiones de inversión o en el control de sus balances, retornen graciosamente a “sus dueños”.

Que se reduzca a la nada el castigo a los fugadores de divisas, mediante un blanqueo de características tan delictuosas como la propia fuga, que se anuncia con destino al aumento de las jubilaciones, y que sólo salva a los denunciados con los Panamá Papers, entre los que se encuentran el mismísimo Presidente Macri y sus secuaces del gabinete de gerentes de empresas multinacionales, o a las 4040 empresas o personas que tomaron notoriedad pública gracias a las filtraciones sobre las fabulosas evasiones de divisas apadrinadas por el HSBC. Como si fuera poco, no se obliga a los “blanqueadores” a traer los capitales al país, sino sólo a pagar menos de un tercio de los impuestos estafados al ahorro nacional. Hasta el presidente del Banco de la Nación Argentina, Carlos Melconian, sostuvo que guarda “sus ahorros” en bancos del exterior.

El blindaje de los medios masivos de comunicación, casi todos con cuentas en los paraísos fiscales y capitales emigrados a espaldas de los argentinos, nos impide que conozcamos la verdad.

El proyecto de ley ómnibus no admite “algunas modificaciones”. Los maquillajes arreglan la apariencia y no la esencia de una ley que apunta a destruir el sistema previsional y devolver a manos privadas el destino del ahorro de los trabajadores.

El Instituto Independencia llama a la reflexión a los legisladores de todas las bancadas, poniendo el interés de la mayoría de los argentinos sobre los que quieren burlar la soberanía nacional y arruinar el bienestar de los argentinos.

 

 

 

 

 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente