3:38 hs. | Miércoles 14 de Noviembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Economía . Volvió lo importado
Crece fuerte el ingreso de alimentos, ropa y electro para bajar la inflación
24.04.16. Desde carne uruguaya hasta papas fritas de EE.UU. Desde camisas de Vietnam hasta heladeras de Brasil. Cada vez más sectores están viendo una mayor penetración de la competencia del exterior. El macrismo piensa en domar precios. Los empresarios, en cambio, temen por mayor caída de actividad.
 
 

“Era una tranquera que estaba cerrada con un candado. Y ese candado lo terminó abriendo Macri”. 

Así se refirió el presidente de una cámara industrial a la política que está implementando la actual gestión para el manejo de las importaciones. 

En los supermercados de la Argentina ya es posible encontrar cajas de té del Reino Unido, chocolates de Suiza, quesos y mermeladas de Francia, snacks y aderezos de Estados Unidos, además de aceites de oliva y fiambres de Italia. 

Este movimiento está excediendo a los productos gourmet: datos del SENASA revelan que, poco a poco, se han ido incrementando las importaciones de pescado, pollo y hasta de carne de cerdo. 

Esta tendencia también alcanza a bienes industriales. En los catálogos de las cadenas de retail, por ejemplo, comenzó a observarse una mayor presencia de lavarropas, heladeras y otros artículos del hogar procedentes tanto de Brasil como del sudeste asiático. 

En los locales de ropa, en tanto, industriales advierten que de los percheros —antes cargados de prendas nacionales— ahora cuelgan cada vez más productos traídos mayormente de China, India y Vietnam. 

Entre los empresarios hay mucha inquietud. Saben que en el macrismo se mantiene firme la idea de la importación como aliada en la lucha contra la inflación. 

De hecho, el propio Mauricio Macri lo había dejado en claro a fines de diciembre cuando advirtió a los industriales que, “en caso de que no veamos un acompañamiento, entonces recurriremos a abrir las importaciones para traer una oferta adicional que corrija el problema de los precios”. 

Sin embargo, en el Gobierno saben que es una estrategia de doble filo, dado que abrir el grifo impacta en el nivel de actividad. 

Se aprobaron 35.000 permisos en tiempo récord

El Gobierno, ni bien asumió, decidió reemplazar las controvertidas Declaraciones Juradas (DJAI) por las Licencias No Automáticas (LNA). 

Este trámite, aseguraron desde el macrismo, posibilita gestionar de manera “inteligente” el comercio exterior, ya que las LNA son permisos que sólo se deben solicitar para ingresarproductos específicos, con la ventaja de poder realizar el trámite de manera totalmente online. 

De este modo, le pusieron punto final a las DJAI, que no sólo englobaban al 100% de los bienes importados por la Argentina, sino que también eran administradas de manera arbitraria, en función de las necesidades de “caja”, lo que derivó en que gran parte de esos pedidos terminaran cajoneados en los despachos de la Secretaría de Comercio.

El fin de las DJAI fue consecuencia del plan de “reordenamiento” de la economía: la Organización Mundial del Comercio (OMC) había prohibido seguir utilizándolas y, en su lugar, el Gobierno debió implementar el mecanismo de licencias, que sí están avaladas por esta entidad. 

Pero lo que preocupa ahora a varios sectores industriales es que justo antes de realizar el cambio de un sistema al otro, los funcionarios encargados de gestionar el comercio exterior decidieron aprobar un enorme tendal de DJAI que habían quedado “freezadas” por los salientes técnicos kirchneristas. 

“Sabemos que, hacia fines de diciembre, aprobaron de un plumazo casi 35.000 DJAI. Incluso, hay casos de empresas que, como era costumbre durante el anterior Gobierno, habían hecho tres o cuatro veces el mismo pedido para ver si les salía algún permiso aprobado. Muchas se encontraron, de un día para el otro, con que les habilitaron todos esos pedidos, incluso los que habían solicitado por duplicado”, afirmó el referente de una cámara industrial ante la consulta de iProfesional. 

Lo que inquieta a los empresarios es que, por más que esté vigente el nuevo sistema de Licencias No Automáticas, la gran mayoría de las compañías que ingresan bienes de consumo todavía lo están haciendo gracias al gran stock de DJAI que aún está vigente y a las cuales se les había dado luz verde a fines de diciembre. 

Uno de los principales referentes de la cámara de línea blanca de la Argentina fue categórico al afirmar que la fluidez con la que están entrando heladeras, lavarropas y hasta cocinas ya comenzó a desplazar a los productos nacionales, en un contexto en el que, además, las empresas deben lidiar con una fuerte caída del consumo. 

“Estamos viendo con preocupación que, apenas se aprobaron las DJAI, hubo una avalancha de artículos del hogar importados. Las estadísticas que tenemos marcan que el volumen se duplicó”, afirmó el directivo, que pidió mantener su nombre en reserva. 

“No nos oponemos a que entren dispositivos de alta gama y que no fabricamos en el país, como hornos eléctricos o heladeras de dos puertas. El problema es que ahora están ingresando artículos que directamente compiten con la industria nacional”, recalcó. 

Para agravar el panorama, afirmó que “la demanda, dependiendo del rubro, cayó entre un 25% y un 30%. Y los productos importados, que en lo que es línea blanca tenían una participación del 7%, ahora pasaron a tener un share del 15%”. 

 

China y Brasil, aseguró, son los principales orígenes de los productos que arriban al país. 

El problema para los industriales argentinos es que el producto nacional puesto en un comercio es un 40% más caro que uno proveniente del gigante asiático (impuestos y aranceles incluidos) y un 20% más costoso que el que se fabrica en Brasil. 

Por este motivo, los empresarios del sector —nucleados en tres entidades— mantendrán este miércoles una reunión con el Ministerio de Producción, a cargo de Francisco Cabrera. 

“Queremos más previsibilidad con el manejo de las importaciones, porque esto nos frena al querer planificar las próximas inversiones”, afirmó. 

A través de un comunicado, desde la Confederación General Empresaria (CGERA) aseguraron que las ventas de un amplio espectro de rubros "cayeron entre un 20% y un 30% en lo que va del 2016” y que esto se generó “tanto por retracción de la demanda como por sustitución de lo que producimos por lo importado”. 

“Esto se agravará en el segundo semestre, cuando vayan llegando los pedidos (de importación) realizados recientemente”, agregaron desde la entidad. 

 

T

 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente

   
   
 
MARCELO BARBANI - 2016-04-25 12:24:41
Las importaciones se abrieron solo para un sector el conocido como sector "Importador" y no es redundante lo que digo. Si bien técnicamente todos los que importamos somos importadores, muchos además utilizamos esas importaciones como insumos para producir bienes fabricados en el país y luego hasta poder exportarlos. A este sector se le han complicado las importaciones a través de las LNA. Cada vez son más las LNA aplicadas a artículos que antes no las tenían. Con la excusa de proteger a la industria nacional, se incluyó en la lista de LNA a muchísimos artículos pero como hecha la ley hecha la trampa, luego las SIMI (Ex DJAIs) son trabadas de manera sistemática. Los "Importadores" no encuentran esas trabas. Los "Importadores" son comerciantes que no producen nada. Tienen depósitos de varios miles de metros cuadrados donde acopian todo tipo de mercaderías. Entre esos importadores están todas las cadenas de supermercados con Coto a la cabeza. A ellos casualmente no le ponen ninguna traba, fundamentalmente porque la nueva Secretaría de Comercio Interior que supo comandar Guillermo Moreno, ahora está integrada por ex empleados y jerárquicos pertenecientes al mismo grupo. Por lo tanto no solo se terminó con el control de precios sino que a su vez se terminaron las restricciones aduaneras, pero solo para ese sector. Por otro lado, muchos empresarios hoy productores de todo tipo de bienes, se convertirán como ya lo han hecho en otros períodos en importadores, de los mismos productos que hoy fabrican. Para lo que necesitarán menos empleados y consumirán menos energía. La situación que hoy es grave se tornará gravísima en pocos meses. Las Pymes, principalmente las que son más PY que ME, estamos al borde del cierre. Si nos hemos mantenido a flote fue debido a que a pesar del alto costo, podíamos utilizar dos herramientas accesibles. Financiación bancaria y Moratorias permanentes con la AFIP. Hoy esas dos herramientas están limitadas. Por un lado los bancos cobran tasas excesivas quedándose ellos con las tasas de utilidad de las Pymes y por otro la imposibilidad de acceder a nuevas moratorias o re financiaciones en la AFIP terminarán con el embargo de cuentas bancarias y paralización de la actividad. Algunos podrán mantener una parte de las operaciones que hoy estén manejando en negro, pero los que como nosotros tenemos todo bancarizado tendremos graves problemas que nos pueden llevar al cierre. Durante 12 años nunca nos hemos atrasado en el pago de los salarios ni pagado en cuotas. Las últimas 3 quincenas fue una odisea poder conseguir el dinero para hacer frente a los salarios. A esto se le sumará un 22% de incremento salarial con retroactividad, que aunque sea una miseria, a muchas Pymes nos pondrá en riesgo. En nuestro caso particular, el Tarifazo no tiene gran relevancia al menos en forma directa. Pero te cuento un caso para entender cómo al final igual nos termina perjudicando. Un cliente dedicado a la industria láctea estaba decidido a invertir en una ampliación de su planta y estaba a punto de comprar una máquina de nuestra fabricación con un costo de $500,000. A este cliente se le incrementó la factura de energía eléctrica de $500,000 a $1,000,000. El cliente no va a poder afrontar esa ampliación y por lo tanto perderá productividad. Ese dinero que iba a venir a nuestra empresa y donde sería distribuido entre varios proveedores y entre nuestros propios empleados, no solo no llegará nunca, sino que pasará directamente a manos de las empresas de energía. Y no solo eso. Este productor lácteo tendrá que gastar el equivalente a una de mis máquinas todos los meses. De donde va a sacar el dinero para hacer frente a semejante gasto? Por supuesto, como la soga se corta por lo más delgado, el dinero saldrá de los salarios de sus propios trabajadores, proveedores y de la suspensión de inversiones que afecten su competitividad. No podrá pagar el incremento de la tarifa con aumento de precios, al menos por ahora, porque los productos lácteos, ante la creciente recesión, y el alto stock con que cuentan generaron que las empresas más chicas salgan con precios muy bajos, incuso por debajo de sus costos. No quiero ser dramático, pero estas políticas económicas que además ya experimentamos con probado fracaso, están poniendo al filo del abismo a miles de empresas creadas desde 2004 o 2005. La pérdida del empleo es inevitable y la futura reconstrucción del tejido social, empresario y comercial será mucho más difícil, al menos en mi opinión, porque en paralelo a los quebrados y fundidos estarán los decepcionados que no querrán volver a embarcarse en aventuras "empresarias" para perder todo en pocos años, no por su incapacidad de generar negocios, sino por el abandono que periódicamente sufren al volver las recetas de la especulación financiera, los meganegocios y maniobras que siempre terminan favoreciendo a los grandes y ricos y perjudicando a los chicos y pobres. Bueno, disculpa mi respuesta por lo largo. Pero al menos a través tuyo puedo expresar lo que vivimos en este momento. Abrazo! MARCELO BARBANI FRIO INGENIERIA SA Tel: 11 3292 9011
juan jose balatti rozado - 2016-04-25 12:27:11
Es la competitividad que separa productor de consumidor. Si el consumidor puede producir lo que consume, porque no producirlo. Solo gana uno y los demás pierden...abz. jj.