3:40 hs. | Miércoles 14 de Noviembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Economía . Paritarias
El aumento de la inflación recalienta el diálogo económico y social
07.01.16. Empresarios y sindicalistas se cruzaron. Carlos de la Vega, de la Cámara de Comercio, dijo que "los que piden 30%, 40%, 50% no contribuyen a bajar las expectativas inflacionarias". Hugo Moyano prometió que "no nos van a asustar diciendo que se van a perder puestos de trabajo" y respondió así a las declaraciones del ministro Alfonso Prat-Gay, que pidió optar entre salarios y empleo.
 
 

El llamado del ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay a los sindicatos para que elijan  entre caída de salario o despidos, calentó la interna entre los empresarios y trabajadores de cara al diálogo económico y social que se esperaba concretar a mediados de enero. El titular de la Confederación General del Trabajo (CGT) Azopardo, Hugo Moyano, advirtió que "nunca aceptaremos que nos impongan un número en las paritarias. No nos van  a asustar diciendo que se van a perder puestos de trabajo".

Desde el lado de los empresarios, el presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Carlos De La Vega, cuestionó a los sindicalistas que piden "aumentos de 30%, 40% o 50% en las paritarias. Es poco serio y no contribuye a la paz ni a bajar las expectativas inflacionarias". Para De La Vega, los sindicatos "obran para generar confusión". En el contexto de una devaluación de más del 40% a lo largo de diciembre, el titular del Palacio de Hacienda indicó que su meta de inflación para 2016 será menor al 25%. Esto implica que los empresarios o los trabajadores deberán absorber una parte del aumento de costos de los productos exportables, como los alimentos, y los insumos importados, que se encarecieron.

La eliminación de las retenciones a los bienes que forman parte de la canasta básica, la eliminación de los subsidios a la energía, que implicará aumentos de 500% en las facturas, y el incremento de las naftas de 6% en enero y 6% más en marzo, forman un combo explosivo que dinamita la posibilidad de una negociación con calma entre trabajadores y empresarios. La estrategia de Prat-Gay es que el costo del incremento de precios lo paguen los trabajadores, y en especial los de menores ingresos, ya que si se modifican los mínimos y las escalas del impuesto a las Ganancias, el gobierno aplicaría un paliativo sobre quienes ganan más de $ 15 mil mensuales. Otra fuente de recelo por parte de los gremialistas es la presteza con la que el macrismo respondió a las demandas de los empresarios, mientras que postergaron las medidas a favor de los trabajadores como el cambio en Ganancias para el ciclo legislativo de 2016.

 

 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente