8:50 hs. | Jueves 15 de Noviembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Opinión.
"No podemos permitirnos no tener industria"
11.11.15. Lo afirmó Carlos Diforti, presidente del Parque Industrial Villa Flandria y de la empresa textil Algoselan. Pidió que los dirigentes políticos "sean claros" con las propuestas para el sector.
 
 

 Carlos Diforti, presidente del Parque Industrial Villa Flandria -Luján- y de la empresa textil Algoselan, consideró que “esta última fue una década de crecimiento, de generación de trabajo”. “Creemos que ha sido una década positiva”, expresó el empresario e indicó como clave “haber desarrollado un mercado interno”.

“Fue una etapa próspera para toda la industria nacional, habrá que hacer algunas correcciones porque el mundo va cambiando pero seguimos siendo optimistas, estamos en plena política de expansión, unidos entre los empresarios y con los trabajadores”, explicó Diforti.

El industrial también pidió a los dirigentes políticos “que sean claros con lo que quieren con respecto a la industria”. “Creo que la sociedad está convencida de que se necesitan fuentes de trabajo, que la industria es necesaria, y que si alguien osara tratar de destruirla como se hizo en algún momento, algo creo que hasta planificado, la sociedad se haría sentir”, consideró.

"Pagamos a nuestros trabajadores sueldos dignos que superan en todos los casos los 1000 dólares"

Entrevistado por Adrián Terrizzano para el canal Pares TV, en el predio situado en el partido de Luján, Carlos Diforti recordó que “inauguramos el Parque Industrial en 2003”. “Es una historia muy larga, conocida en Luján pero no tanto en el resto del país”, indicó y contó que la Algodonera Flandria “fue una fábrica muy próspera que se fundó en 1928 y cerró en 1997, por las corrientes liberales cuyas políticas económicas entregaban inocentemente los mercados”. 

 

 

Parque Industrial Villa Flandria - Carlos Diforti

“Fueron 70 años de industria, calculamos mil quinientos millones de horas hombre de especialización textil, tirados a la basura; después de esa época que todos queremos olvidar, en diciembre de 2001, apareció la oportunidad de comprar esto en un remate”, rememoró el empresario y accedió a sintetizar la historia del Parque Industrial.

 

“Nadie quería comprar nada, saqueaban los supermercados, no teníamos presidente… en un golpe de audacia o de locura lo compramos porque toda la vida nos dedicamos a la industria textil y este era un emblema… el empresario siempre piensa en positivo, por más piedras que aparezcan en el camino es optimista, y pensamos que algo bueno iba a aparecer”.

 

“Después hubo un cambio de política económica, una gran devaluación, se sustituyeron importaciones, nosotros que habíamos arrancado con una fábrica chiquita en San Martín empezamos a trabajar en la reconstrucción”.

 

"Pudimos generar demanda de mano de obra que era lo que quería la comunidad"

“El primer objetivo era poner en marcha una línea de fabricación de tela de Denim, la tela del blue jean; era un objetivo importante porque el galpón que teníamos que restaurar era de 10.000 metros cuadrados y sólo en reparar vidrios y techos se nos iba todo el presupuesto”.

“Éramos un equipo de tres personas y nos fuimos ingeniando, empezamos a poner los primeros telares en marcha… Simultáneamente aparece el proyecto de parque industrial, porque nos encontrábamos con un predio muy grande y mucha gente que quería trabajo y no le podíamos dar”.

“Compartiendo el predio con otras empresas podíamos generar demanda de mano de obra que era lo que quería la comunidad y en 2003 se inauguró el Parque, con la presencia del presidente Néstor Kirchner: éramos dos empresas, Algoselán Flandria y una fábrica muy pequeña, de un empresario coreano”.

“El tiempo fue pasando, la política industrial nos fue favoreciendo mucho porque tuvimos mercado, pudimos vender nuestros productos y armar nuestra fábrica; nuestro objetivo era tejer como máximo 100.000 metros de Denim mensuales, con 100 personas y hoy apuntamos a hacer un millón de metros con las máquinas que están llegando antes de fin de año, los nuevos telares japoneses de Toyota, con 350 personas”.

 

“A la vez se fueron instalando otras firmas, como Italcolore, Tecnosport (Nike), una fábrica de transformadores, Estampados Rotativos con su tejeduría, son 21 empresas y tenemos el honor de que nos haya elegido Toyota Argentina para instalar su planta de tapizados, ya han tomado 380 personas y tienen un amplio proyecto de crecimiento”. 

 

“Para nosotros es un premio que nos reconozcan como un parque industrial modelo, que trabaja en forma ecológica y de puertas abiertas hacia la comunidad; cuando miramos para atrás vemos la foto de todo esto lleno de enredaderas y de palomas y encontramos hoy las fábricas con más de 1500 personas trabajando creemos que ha sido una década positiva”, expresó el empresario.

 

Consultado por las claves de la política industrial que favorecieron a la industria y al Parque, Carlos Diforti subrayó la importancia de “haber desarrollado un mercado interno”. “Están llegando máquinas de última generación y pagamos a nuestros trabajadores sueldos dignos que superan en todos los casos los 1000 dólares, con las cargas sociales”, indicó.

 

“Si tenemos que compararnos con países que pagan salarios de 50 dólares al mes, en los que trabajan 16 horas por día sin vacaciones… no podemos competir, la competencia leal es en igualdad de condiciones” afirmó y advirtió que “nunca hablamos de cerrar el mercado pero sí de competir en forma honesta, no inocente, sin dejar entrar mercadería a precios viles, con trabajo esclavo o infantil”.

 

Tiempo para achicarse siempre hay pero, bueno, nosotros estamos en plena política de expansión.

- ¿Qué perspectivas tiene en el corto y mediano plazo?

 

- Mire, nosotros fuimos audaces en 2001 y seguimos siendo optimistas, suponemos que las cosas van a andar bien, a lo mejor haya algunas turbulencias, todos escuchamos que el tipo de cambio… seguramente van a venir algunas correcciones. Pero lo importante, decía alguien, no son las cartas que te tocan sino jugarlas bien. Seguimos apostando a mejorar, con tecnología para lograr nuevos artículos. Tenemos una capacidad de innovación increíble que estamos aplicando a pleno con buenos resultados, entonces les vamos a dar batalla. Después… tiempo para achicarse siempre hay pero, bueno, nosotros estamos en plena política de expansión.

 

 - Usted refirió que en 1997 se tiraron a la basura 70 años de trabajo. ¿Cree que podría repetirse una situación similar?

 

- Yo espero que no. No somos los mismos, estamos unidos entre los empresarios y con los trabajadores. Necesitamos de los políticos que sean claros con lo que quieren con respecto a la industria, creo que la sociedad está convencida de que se necesitan fuentes de trabajo, que la industria es necesaria, que no podemos permitirnos no tenerla. Y que si alguien osara tratar de destruirla como se hizo en algún momento, algo creo que hasta planificado, la sociedad se haría sentir.

 

Infonwes
 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente