7:54 hs. | Jueves 15 de Noviembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Opinión. Juan Jose Salinas
CASO NISMAN-STEFANINI. La lupa está puesta en la hermana del fiscal y en otro “financista” desaparecido: Hugo Díaz
23.09.15. Hace un año Damián Stefanini tenía más de cinco millones de dólares que le habían dado personas que querian lavarlos e introducirlos en el sistema bancario. Stefanini le mostraba a sus clientes una selfie con Nisman tomada en un restoran exclusivo. “Lo presentaba como la cabeza de la organización que hacía esos enjuagues. Nisman era la garantía que Stefanini no era un Leo Fariña”, ilustró Daniel Boimvaser. Es verdad que “el rostro de Nisman no era tan popular como lo fue después de muerto, pero con sólo googlearlo aparecía…”, siguió explicando. “Había un tercer personaje que intermediaba en estas operaciones, el abogado y testaferro del fiscal, Carlos Miodowink”, remató. Al parecer, la grafía correcta es Miodownik.
 
 

Boimvaser dice que Stefanini se quedó aquellos millones depositándolos en el Industrial and Comercial Bank de los Estados Unidos, jorobando a sus clientes y a sus jefes. Y que dándose cuenta, Miodowink o Miodownik se enteró de la maniobra y le advirtió a Stefanini que Nisman operaba junto al más poderoso agente de toda la historia de la SIDE, “Jaime” Stiuso, un experto en localizar fugitivos, quien le daría captura.

 

Así habría sido que el lavador decidió su plan de fuga y su bella esposa denunció una supuesta desaparición, el pasado 17 de octubre, cuando habría pasado a Paraguay por Yaciretá, comprado un pasaporte trucho a nombre de “Luis Gómez Brito” e instalado seguidamente en un complejo inmobiliario de Brasil al que Boimvaser identifica como “Torremolina” pero que debe tratarse de Torremolinos, homónimo del balneario malagueño en el que veraneaba Perón, solo que situado a mitad de camino entre San Pablo y Río de Janeiro. “Gómez Brito” aguardaría allí a que el panorama se aclarase y pudiera volver a reunirse con el dinero que dejó “en algún lugar de la Argentina”, unos 4 millones y medio de dólares, bonita cifra.

 

“Las últimas referencias de Stefanini son que adelgazó casi 20 kilos, se dejó crecer la barba y su aspecto es casi el de un hombre secuestrado. Ahora que Stiuso dejó de ser su pesadilla, se cree que en cualquier momento aparecerá de la nada con el argumento de haber estado secuestrado”, escribió Boimvaser, que o bien tiene fuentes de primera, o bien advirtiendo que periodistas multipremiados son capaces de publicar no sólo carne podrida sino también cualquier verdura, se arriesgó al vaticinio.

 

Por esta vez, puede concedérsele el beneficio de la duda: Boimvaser parece saber de qué habla. Sin Nisman ni Stiuso a la vista, discurre, la vida de prófugo de Stefanini carece de sentido y en algún momento debe terminar. Y añade que hace poco alguien (que evidentemente goza de su confianza) vio a Antonella, la bella esposa de Stefanini, en una zona rural cercana a Paso de los Libres, Corrientes. Y que se la vio junto a un hombre desgarbado, con barba crecida y aspecto de pordiosero que, sospecha, debe ser el propio Stefanini preparando la mise en scène de su rentrée.

 

El padre de Antonella y suegro de Stefanni es un poderoso empresario correntino, Horacio Ognio, sobrino de Carlos Carrascosa, preso por el uxoricidio de María Marta García Belsunce, que según el fiscal Diego Molina Pico estuvo motivado en sus amenazas de revelar una trama de lavado de dinero proveniente del Cartel de Juárez.

 

Ognio, que vive cerca de Paso de los Libres, es un gran animador de la Cámara Inmobiliaria y vocal de la Federación Económica de Corrientes, y su esposa, Maricel Benítez, es la presidenta de la Cámara de Mujeres Empresarias de la provincia, una hechura a su medida que le permite estrechar relaciones con ministros y gobernadores, puntualizaron los periodistas Pablo Berisso y Rodis Recalt en el semanario Noticias.

 

Sugestivamente, a principios de este mes, un MiniCooper de Stefanini fue hallado en Paso de los Libres.

 

“Por algo la familia de Stefanini no volvió a insistir en los medios de difusión reclamando por su aparición. Su mujer y suegro saben que está con vida, de lo contrario volverían a pedir todos los días por la averiguación de su paradero”.

 

Dicho esto, el vocero Boimvaser dice que “el plato fuerte de esta trama” es que “Carlos Miodowink (o Miodownik) tiene a su nombre una flota de autos de alta gama que pertenecían a Nisman”, aunque estuvieron a su nombre, y da una lista de ellos, con sus patentes: dos BMW 328, un Audi A4 y dos BMW 320, advirtiendo que el tema está en manos de la AFIP.

 

Boimavaser agregó que Nisman utilizó algunas veces algunos de estos autos con vidrios polarizados para impresionar a las jóvenes profesionales con las que curtía pero que se cuidaba de que no se lo viera bajar de ellos para provocar comentarios.

 

Claro que no será fácil probar que esos coches eran de Nisman. Si hay contradocumentos, Nisman ya no está para presentarlos, lo que hace que su ex, Sandra Arroyo Salgado, “camine por las paredes” por la imposibilidad de recuperar ese patrimonio de oscurísimo origen para sus hijas.

 

A estas alturas, parece evidente que la jueza debería excusarse de seguir investigando la desaparición de Stefanini, pero sugestivamente la familia de este no la ha recusado (ni tampoco lo ha hecho el fiscal Fernando Domínguez) lo que parece indicar que está en curso alguna negociación.

 

Boimvaser destacó que Arroyo Salgado convoco a la madre y hermana de Stefanini a una audiencia que se suspendió a último momento, y colige que quizá haya sido para informarles que dejará de investigar su desaparición.

 

Lo que es seguro es que Miodowink (o Miodownik) se verá en dificultades para explicar como esos “botes” llegaron a su poder y como los mantiene.

 

Fuera del depósito por parte el 23 de octubre de 2012 en la cuenta secreta que Nisman tenía como “apoderado” en el banco Merryl Lynch de los Estados Unidos, no hay pruebas documentales del vínculo entre Stefanini y Nisman: en las agendas del fiscal no figura el nombre del desaparecido, y la familia de éste dijo que aquel depósito le resulta inexplicable.

 

La hipótesis de los investigadores de la AFIP es que pudo tratarse de un soborno pagado por Stefanini para que la jueza Arroyo Salgado -provista por Stiuso de pruebas contundentes acerca de que lavaba dinero originado en el narcotráfico- no lo metiera preso.

 

Dichos investigadores tienen puesta su atención en el vuelo que hicieron a Los Estado Unidos la madre y la hermana del fiscal muerto días después de que trascendiera que Stefanini había depositado 15o mil dólares en la cuenta en la que ellas aparecen como cotitulares.

 

Su hipótesis es que al menos a partir de entonces Stefanini estuvo asociado en sus actividades de lavador con Sandra Nisman.

 

Otro vínculo entre Stefanini y Nisman es que ambos estaban estrechamente relacionados con Claudio Alejandro Picón, en dueño legal del Audi A4 que tenía como propio Nisman. Picón, un hombre vinculado con la CIA que también depositó 72 mil dólares en la cuenta secreta de Nisman en NY, hizo varios vuelos al exterior con Stefanini.

 

“Era muy amigos y tenían intenciones de hacer negocios juntos”, y poco antes de que Stefanini de esfumara de todos los sitios que solía frecuentar, su suegro, el poderoso empresario correntino Horacio Ognio, le habia armado a amos “una reunión con funcionarios correntinos porque tenían intenciones de realizar un negocio inmobiliario” en la provincia, citaron a “un íntimo amigo del financiesta desaparecido” Recalt y Berisso. Que también puntualizaron que, Picón minimiza la desaparición de Stefanini diciéndole a sus amistadoes que “se piró” por las deudas que tenía en el boliche Rosebar, el mismo al que Nisman le gustaba frecuentar con sus chicas de alquiler.

 

Stefanini no sería el único desaparecido vinculado a Nisman. También lo sería Hugo Díaz, al que se le perdió el rastro el 9 de marzo pasado, luego de que el 26 de febrero su casa en Valentín Alsina, Lanús, fuera baleada.

 

Según fuentes próximas a la investigación, el homónimo del gran armoniquista santiagueño prematuramente fallecido en 1977, conocido en ciertos círculos por su amistad con la bella Andrea Rincón y sus vínculos con las barras bravas de Boca, Independiente y Lanús, también habría sido testaferro de Nisman o, al menos, de la vasta organización que el fiscal parece haber integrado junto a su “padrino” Stiuso, y que como Stefanini se especializaba en el lavado de dinero.

 

Las desapariciones de Stefanini y Díaz no sólo están ligadas por la creencia generalizada de que están vivos y se escondieron a partir del revuelo producido por la caída de Stiuso y la muerte de Nisman: hace una semana el BMW que utilizó Díaz hasta evaporarse fue ubicado en Haedo en manos de un particular que dijo haberlo comprado el pasado 19 de junio, tres meses después de su desaparición, a un tercero.

 

 

 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente