0:02 hs. | Miércoles 19 de Diciembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Municipales. El ultimo que apague la luz
Hurlinghan. la diaspora en el acuñismo
26.08.15. Otro funcionario renunció y se fue del acuñismo. Mientras Acuña cree que si no llueve puede irle mejor en las elecciones del 25 de octubre. Una de las estrategias para mejorar imagen es “desempolvar la desgastada figura de Horacio Román”, con el que tiene muchas coincidencias.
 
 

Otro miembro del gabinete municipal, renunció a su cargo y abandonó las filas del acuñismo para sumarse al Frente para la Victoria.La noticia es tan repetida que ya deja de ser noticia, por eso puede resultar más novedoso afirmar que algunos funcionarios se quedarán con Acuña hasta el final de su mandato. Aunque de mantenerse esta tendencia no serán muchos.

Ahora fue el Director de Tránsito municipal, Francisco Cubilla, el que pegó el portazo. Su renuncia coincide con un momento de tensión que se vive dentro del edificio de la Municipalidad, en el que todos se miran con desconfianza.

Tal como lo adelanta El Diario en su edición pasada, son tres los funcionarios que aceleraron conversaciones con el Frente para la Victoria para presentar sus renuncias y promocionar su apoyo a Juan Zabaleta.

Uno de ellos es Cubilla, habrá que ver cuando se efectiviza el “pase” de los otros dos.

También se había dicho en este mismo espacio que hay otros que decidieron quedarse porque consideran que “son más útiles adentro”, ayudando a Zabaleta desde las entrañas mismas del acuñismo. Para Luis Acuña no es una novedad, por eso habla tanto de “traidores”. En las conversaciones con sus más allegados, tira nombres tratando de acertarcon el traidor de turno. Cuando la lista de posibles desertores se hace extensa, caen en la cuenta de la debilidad extrema que tiene el hoy Frente Renovador como estructura política, incapaz de contener con eficacia a militantes y dirigentes.

Mientras tanto el día de las elecciones generales se acerca y no hay una estrategia visible con la que Acuña trate de remontar la derrota en las PASO. Es cierto que incrementó su presencia en actos oficiales, (festejó el día del niño en el comedor del barrio Lasalle y celebró los 50 años del Hospital San Bernardino), y trata entusiasmar a su gente argumentando que el día de las PASO llovió y un 30% de los vecinos no fueron a votar, y ahí está el reservorio de votos que puede hacer que los paupérrimos resultados del 9 de agosto sean “reversibles”.

El intendente mantiene, eso sí, un pequeño dispositivo de prensa a través del cual opera algunas notas apuntando dardos contra el candidato kirchnerista, Juan Zabaleta. Parte de esa estrategia fue la de desempolvar la desgastada figura de Horacio Román, invitándolo a un acto de su agrupación y mostrando al ex senador provincial como una víctima de la voracidad política de Zabaleta.

De Acuña y Román juntos se puede decir cualquier cosa, menos que sean dos pobres incautos, ingenuos o víctimas de persecuciones políticas e ingratitudes humanas.

Luis Acuña y Horacio Román son la expresión más rancia del baronaje conurbanero, del hominis bonaerensus en vías de extinción.

Pero esa caracterización no es lo único que los emparenta. Acuña y Román tienen en común una enorme capacidad para progresar económicamente, tan vertiginosa y confusa, que no hay modo de comprobar como hicieron su riqueza, si no es a través de la Justicia.

Román, como Acuña, tiene debilidad por la compra de casas, departamentos y de autos, y también es un hombre preocupado por los temas vinculados a la salud, sobre todo por la elaboración de medicamentos.

Una docena de inmuebles, media docena de autos, una cadena de farmacias, una estación de servicio, entre otros bienes, forman parte de su patrimonio.

Román fue Senador Provincial desde 1985 hasta el 2004, todo un record, que se potencia si se tiene en cuenta que nunca ganó una interna.

Presidió en la Legislatura provincial la estratégica Comisión de Seguridad, desde allí manejó los hilos de la Justicia en Morón y mantuvo “vínculos estrechos” con los jefes policiales conocidos como “la maldita policía”.

Aún hoy persisten en los tribunales de Morón magistrados a los que los conoce como “los hijos de Román”.

El brillo del poderoso Horacio Rafael “el Loco” Román se apagó a fines del 2004, cuando perdió la interna para la presidencia del PJ a manos de Mario Oporto, y curiosamente de Juan Zabaleta, al año siguiente se despidió de la banca de senador en la que se sentó por 20 años.

Allí otra coincidencia entre Román y Acuña, ambos usufructuaron los beneficios del poder por un tiempo muy prolongado, Román dos décadas como senador, Acuña 14 años como intendente. Y enfrente, como adversario político Juan Zabaleta, que venció a Román terminando con su hegemonía partidaria en el 2005, y tiene en jaque a Acuña, al que venció por más de 15 puntos en las PASO, poniendo en serio riesgo su continuidad en el poder.

Por eso, unidos en la desgracia, con un enemigo común, Horacio Román y Luis Acuña se victimizan, aunque para ambos por perfil, por estilo,por antecedentes, querer presentarse como víctimas es poco serio. De todos modos el intendente massista insiste en ese rol de damnificado, repitiendo el extrañísimo episodio del 2013, en el que un grupo de personas ingresó a su domicilio en el que Acuña estaba solo, y todo terminó con una balacera infernal, afortunadamente sin víctimas y también suele mostrarse como perseguido recordando que un helicóptero había sobrevolado su casa con el fin de realizar un informe periodístico. De hecho, fue así, se trató de un informe periodístico realizado por el portal BuenosAires 2punto 0, que derivó meses después en la denuncia por el Caso FASIEM, la empresa familiar de los Acuña que no para de dar pérdidas mientras sus integrantes: su esposa Azucena y sus hijos Fabrizio, Emiliano y Silvina, no paran de comprar bienes de todo tipo, igual que el matrimonio Román.

El caso en el que todo el clan Acuña está imputado por posible lavado de dinero y evasión de impuestos, avanza en la justicia.

El Diario de Hurlinghan
 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente