5:45 hs. | Viernes 16 de Noviembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Politica . Elecciones 2015
Somos muchos más que dos, dicen los tres
19.06.15. Los anotados son Aníbal Fernández, Julián Domínguez y Fernando Espinoza, quienes entre hoy y mañana completarán sus fórmulas. La Presidenta decidió que compitieran luego de que Florencio Randazzo declinara ser el único candidato a la gobernación de la provincia.
 
 

“La jefa del Movimiento Nacional Peronista ha tomado la decisión de que la candidatura a gobernador de la provincia de Buenos Aires se dirima en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias”, anunció ayer el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, horas después de que se conociera la decisión de Florencio Randazzo de rechazar la postulación que le había ofrecido el miércoles la presidenta Cristina Fernández de Kirchner (ver aparte). Así, luego de la negativa del ministro de Interior y Transporte a encabezar una lista única, hay tres dirigentes en carrera para dirimir ese cargo: el mismo Aníbal Fernández; el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, y el intendente de La Matanza y número uno del Partido Justicialista bonaerense, Fernando Espinoza.

En la conferencia de prensa que dio el jefe de Gabinete ayer por la tarde, también aseguró que “hasta el sábado”, cuando cierren las listas, “si hubiera otro compañero o compañera que tenga interés a participar en la primarias a gobernador, lo podrá hacer” y que “de igual manera” está abierta la precandidatura a Presidente de la Nación a quien quiera enfrentar al binomio Scioli-Zannini. “La Presidenta no ha cerrado esa puerta. Quien quisiera presentarse lo pueda hacer”, dijo el funcionario, dando a entender que Randazzo declinó por voluntad propia su postulación presidencial y que no fue forzado por la mandataria a tomar esa decisión.

Hubo tres factores que gravitaron en la decisión de abrir la interna bonaerense. Primero, ante la negativa de Randazzo, ninguno de los tres precandidatos se desmarcaba de sus adversarios en las encuestas, por lo que no había argumentos de peso para elegir a uno de ellos sobre los otros. Segundo, según explican en el gobierno nacional, los tres se complementan y apuntan a tres votantes distintos, por lo que sumarlos en las PASO reduce la posibilidad de perder sufragios hacia otras opciones electorales. Tercero, luego del trauma de las últimas 48 horas, era necesaria una definición que no dejara más “heridos”.

Horas antes del anuncio de que habría competencia en la provincia de Buenos Aires, Fernández, Domínguez y Espinoza fueron a Olivos. La Presidenta se reunió con los tres y les manifestó el “profundo aprecio” que siente por ellos. Recordó que los tres fueron muy cercanos a Néstor Kirchner.

Despejada esta incógnita, resta por ver cómo se completarán las tres fórmulas que competirán por la candidatura a gobernador bonaerense. El secretario general de la Presidencia, Eduardo “Wado” de Pedro, que iba a ser el vice si hubiera habido una lista única, no participará de ninguna de las tres opciones para evitar inclinar la cancha. Lo mismo se aplica a otras figuras de La Cámpora, que se abstendrán de formar parte de ninguna fórmula para que eso no se interprete como una señal de favoritismo presidencial. El nombre de De Pedro, que en las últimas semanas se volvió una figura clave del kirchnerismo suena, en cambio, como posible cabeza de la lista de diputados nacionales de la provincia. Es costumbre que quien ocupa ese lugar es nombrado luego al frente de la Cámara baja y así se ubica cuarto en la línea de sucesión presidencial.

Otros dirigentes que en el pasado manifestaron su aspiración a gobernar la provincia aparecen ahora con chances de ser precandidatos a vicegobernador: en esa lista se anotan el titular de la Anses, Diego Bossio; el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, y el intendente de Berazategui, Patricio Mussi. Referentes de organizaciones con peso específico en territorio bonaerense también califican, porque arrastran votos. El titular de la Afsca, Martín Sabbatella (referente de Nuevo Encuentro); el legislador provincial Fernando Navarro (del Movimiento Evita) y el viceministro de Desarrollo Social, Carlos Castagneto (de Kolina), se mencionan como posibilidades. Por último, se habla de que alguno de esos lugares podría ser para un funcionario de la actual gobernación; por caso, la ministra de Gobierno, Cristina Alvarez Rodríguez. La decisión se conocerá entre hoy y mañana.

Luego de la conferencia de Aníbal Fernández, sus dos rivales en la interna sentaron posición, siempre manteniendo cordialidad y evitando cualquier confrontación luego de dos días movidos para el oficialismo. “Cristina nos dijo ‘todos a la cancha’. La Presidenta nos dijo que vamos a competir todos, y aclaró que todos los que quieran pueden competir”, dijo Domínguez ayer por la tarde, luego de una actividad proselitista. También aclaró que aunque está abierta la posibilidad de que se presenten otras candidaturas presidenciales “los candidatos de este espacio son Scioli-Zannini”.

Por su parte, Espinoza manifestó: “La decisión de la Presidenta, que es la conductora de este movimiento, es que compitamos y que el pueblo decida quién será el que represente al Frente para la Victoria en las elecciones generales, que sin dudas será el próximo gobernador. Humildemente me siento seguro de tener la mejor oferta de proyectos” entre los tres precandidatos. El intendente de La Matanza, además, dijo sentirse “orgulloso de tener la posibilidad de continuar la transformación estructural iniciada en la Nación por Néstor y Cristina Kirchner y en la provincia más importante por Daniel Scioli”

 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente