6:28 hs. | Martes 13 de Noviembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Internacionales. ORIENTE MEDIO
El Estado Islámico extiende las fronteras de su califato dentro de Siria e Irak
23.05.15. Luego de haber conquistado el miércoles la histórica Palmira, la bandera negra del Estado islámico (EI) fue izada hoy en la milenaria ciudad siria, declarada Patrimonio de la Humanidad, al tiempo que afianza su dominio en la ciudad iraquí de Ramadi.
 
 

"La ciudadela de Tadmor (Palmira, en árabe) esta bajo el control del Califato", se puede leer en el epígrafe de una foto publicada por los yihadistas en las redes sociales, acompañada por videos que muestran a los yihadistas tomando posiciones en la ciudad.

El director general de Antigüedades y Museos de Siria, Maamoun Abdulkarim, en dialogo telefónico con Télam, confirmó que los extremistas colocaron a sus propios guardias en la entrada del museo de Palmira y que "el EI izó su bandera en lo alto de la ciudadela" de Fajr Edin al Maani, que se eleva sobre un monte desde el que se divisa la urbe, situada en el este de la provincia central de Homs.

Abdulkarim informó que lo único que los islamistas radicales destrozaron fueron algunas réplicas de estatuas hechas de yeso, ya que el contenido más valioso fue retirado y guardado en lugares seguros por las autoridades.

En cuanto a las ruinas, que se encuentran al suroeste de la parte moderna, "no hemos detectado movimiento en su interior", sostuvo Abdulkarim, quien, no obstante, manifestó su inquietud por el futuro de este sitio arqueológico sobre el que se cierne "una gran amenaza".

Por otro lado, Abdulkarim señaló que apenas hay información de lo que ocurre dentro de la urbe monumental y denunció que la población no puede dejar la zona y se encuentra como rehén del EI, al tiempo que adjudicó a los islamistas radicales la detención de "un gran número de personas" llevadas a un lugar desconocido.

Autoridades sirias, citadas por la agencia de noticias EFE afirman que 20.000 de los 45.000 habitantes de Palmira permanecen atiborrados en el centro de la ciudad, donde fue cortada la electricidad.

En tanto que la BBC sostiene que los yihadistas habrían tomado la prisión de Palmira, una de las más grandes del país, y especula con una pronta liberación de los reos para sumarlos a sus filas.

En las inmediaciones de Palmira y del campo de petróleo de Al Yazl , el Ejército sirio y los combatientes del EI se enfrentaron en feroces combates, según confió a la agenci de noticias EFE el gobernador de la provincia de Homs, Talal Barazi.

El EI se hizo con el dominio de Al Yazl esta semana tras combates contra las fuerzas gubernamentales, en los que murieron 48 efectivos del ejercito y 30 yihadistas, según el recuento de la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Entretanto, al menos 2.269 combatientes del EI murieron en los últimos seis meses por los ataques de la coalición internacional liderada por EEUU en Siria, según datos publicados hoy por el OSDH.

De esas bajas, la mayoría eran extranjeros, que perecieron por los bombardeos de aviones y el lanzamiento de proyectiles y cohetes por la alianza internacional contra posiciones del EI en diferentes provincias sirias, informó la ONG con sede en Londres y cercana a los rebeldes sirios.

Mientrs que una activista de la red opositora siria Smart, que pidió el anonimato, apuntó a EFE que durante la jornada no se registró ningún progreso del EI en Homs, a diferencia de los últimos días, y que no hubo ningún cambio sobre el terreno.

Desde el 13 de mayo, los yihadistas tomaron amplias partes del este de Homs, como las poblaciones de Al Sujna, Al Ameriya, Palmira, Sauana y Jinifis, y los campos de gas de Al Arak y Al Hil.

Hace dos días, los islamistas radicales conquistaron la parte siria del paso de Al Walid, entre Homs y la provincia iraquí de Al Anbar, y el único cruce con Irak que quedaba en manos de las autoridades sirias.

Esta serie de progresos del EI en territorio sirio se suma a los realizados en la última semana en Irak, donde el domingo pasado tomó el control de la ciudad de Ramadi, capital de la vasta y desértica provincia de Al Anbar, de gran importancia estratégica por sus rutas que conducen a Siria, a los puntos fronterizos que los yihadistas pretenden borrar.

En Irak, las tropas gubernamentales, apoyadas por milicianos chiitas, combatientes tribales sunnitas y aviones de EEUU, iniciaron hoy una operación para expulsar a integrantes del Estado Islámico (EI) de la población de Hasiba, 20 kilómetros al este de Ramadi.

Se trata de la primera contraofensiva en Al Anbar tras la toma de Ramadi por parte del EI y se produce tras la llegada de refuerzos de milicianos chiitas y de combatientes tribales sunnitas.
Ramadi, la capital de Al Anbar se encuentra a poco más de 100 kilómetros de Bagdad, la capital donde se encuentra el poder central del país pero que cada vez esta más aislada del resto del país.

Menos de un año después de la ofensiva relámpago de los yihdistas en Mosul, que dio inicio a la fundación de su califato, y a pesar de seis meses de bombardeos liderados por EEUU, el impredecible EI continua sorprendiendo por su estrategia y sus medios para avanzar a paso firme dentro de Siria e Irak.

 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente