8:30 hs. | Miércoles 14 de Noviembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Politica . La izquierda rumbo a su primera vez
LAS CANDIDATURAS DEL FIT SE DIRIMIRIAN EN LAS PASO, UN HECHO INEDITO EN ESE FRENTE
20.05.15. El PO y el PTS ya presentaron a sus precandidatos presidenciales. Las negociaciones para consensuar listas únicas, como siempre ocurrió hasta ahora, están estancadas y desde ambos partidos se preparan para medirse en las urnas.
 
 

Desde su nacimiento, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) siempre logró acuerdos entre sus integrantes, el Partido Obrero (PO), el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) e Izquierda Socialista (IS), para armar las listas de candidatos sin necesidad de utilizar el mecanismo de las PASO. Fue así en 2011 y en 2013, pero ahora ese arreglo aún no aparece en el horizonte de la alianza de los trotskistas. El año pasado, el PTS lanzó la precandidatura a presidente de Nicolás del Caño, diputado por Mendoza, y dijo que las PASO eran una alternativa en caso de no llegar a un entendimiento. En ese momento, el PO rechazó enfáticamente esa posibilidad, pero hace dos semanas anunció que su precandidato es Jorge Altamira, con Juan Carlos “Gringo” Giordano (IS) como vice. Desde el PTS no aceptan que sus socios ocupen el primer lugar en las postulaciones a los principales cargos.

Los anuncios unilaterales del PO y del PTS podrían indicar que ya está todo dicho. Es cierto que la negociación está estancada, aunque no se encuentra agotada. Por eso, cada uno a su manera, se puso en campaña. Pocos días después de que Del Caño saliera segundo en la elección a intendente de Mendoza, Altamira y Giordano presentaron sus precandidaturas. Ya en el acto del 1º de Mayo el histórico dirigente del PO se había mostrado como “presidenciable”, y en diciembre habían sostenido desde su agrupación que él era el “candidato natural” para la presidencia. “Esto no quiere decir que no se llegue a un acuerdo, pero ahora negociaciones no hay”, explica Del Caño en diálogo con Página/12. “Cuando el PTS lanzó mi precandidatura nunca planteó que debía ser aceptada como condición para no ir a las PASO, pero actualmente el PO mantiene su postura de querer encabezar todas las principales listas, no sólo la fórmula presidencial sino la de legisladores nacionales por la ciudad y la provincia de Buenos Aires, además de ya tener a Marcelo Ramal primero en la lista de legisladores porteños, lo cual no se condice con el crecimiento real de nuestro partido”, agrega. El escollo no es menor porque son cargos a los que tienen chances reales de acceder. Si el PO mantiene esta postura, la Convención Nacional Electoral del PTS, que se reúne el domingo, anunciaría oficialmente la precandidatura de Del Caño, quien podría llevar como vice a Myriam Bregman (Ceprodh) o a Raúl Godoy (Zanon). Mientras tanto, difunden su segundo spot Nico 2015.

En su lanzamiento, Altamira dijo que “es urgente iniciar una campaña nacional del FIT porque somos la única opción a tres postulantes que ya anunciaron que van a gobernar en coalición, con los mismos planteos e intereses”. A su entender, “no se lograron los acuerdos necesarios” para lanzarlo a la carrera presidencial y entonces “se ha caído en el inmovilismo”. Algo similar sostiene Ramal. “Todo seguirá en debate, pero era necesario comenzar ya la campaña. Y ésta parece ser la modalidad que va a dinamizarla, el mal mayor para el FIT era permanecer paralizado hasta 22 de junio”, dice sobre la fecha de oficialización de candidaturas. Para el PTS no hay tal “inmovilismo”, porque el FIT viene de tener acuerdos y hacer buenas elecciones en Salta, Mendoza, Neuquén, Santa Fe y CABA.

En diálogo con Página/12, Ramal afirma que la preminencia del PO “viene desde que se constituyó el FIT y casi naturalmente coloca las principales candidaturas en sus manos por el sistema de rotación en las bancas, porque si las ocupara el PTS terminaría teniendo ahora al diputado que viene a rotar más el que entraría nuevo”. Consultado sobre la posibilidad de modificar el “acuerdo de rotación” permitiendo que los actuales legisladores sigan en sus bancas, y así poder colocar al PTS encabezando algunas listas, Ramal negó que esto haya sido materia del debate.

Así las cosas, ¿las PASO serían algo dinamizador? “Esta discusión en torno de las candidaturas y lo que puedan expresar tiene que ver con matices que hay dentro del FIT, pero estos matices lo fortalecen porque somos una fuerza política consolidada, y en ese sentido podemos discutir públicamente sin ningún tipo de problema cuáles son las mejores vías para conquistar una gran fuerza política. El FIT tiene en su diversidad una fortaleza que le dan los acuerdos que estamos reafirmando desde hace cuatro años en los puntos programáticos y en la práctica política que llevamos adelante en el Congreso y las legislaturas provinciales, por eso es una fuerza política muy importante a nivel nacional”, dice Del Caño. A su criterio, “la discusión de candidaturas no significa una fractura sino la posibilidad de dar este debate de cara a miles de luchadores y luchadoras de todo el país”. Para Ramal, las PASO “ponen en movimiento al FIT de cara a la elección presidencial. De nuestra parte está claro que concebimos a esa campaña contra Macri, Massa y Scioli, no contra (Nicolás) Del Caño”. Si el FIT va por primera vez a las primarias abiertas, el mecanismo de distribución que imponen a las alianzas posee un componente de proporcionalidad con los votos obtenidos, y esto le daría a la segunda fuerza los lugares en las listas que no consiguieron por consenso.

¿Cómo afectaría las PASO la alternancia en los cargos? La fórmula presidencial es indivisible, por lo tanto ambos cargos recaerían en el ganador, lo mismo que con los senadores, pero las postulaciones a diputados sí pueden ser repartidas a través del sistema D’Hont y con la elaboración de un reglamento interno. Tras las primarias, el FIT debería implementar una rotación en las bancas tomando el porcentaje de votos obtenido en cada distrito por cada partido y aplicarlo proporcionalmente a los meses de mandato de cada cargo obtenido. Por ejemplo, si la lista FIT A sacó el 60 por ciento le corresponden 28 meses de los 48 que dura el mandato, y el resto a la lista B. Respecto de la campaña, Ramal asegura que “el que pierde igual se moviliza por el ganador”.

 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente