19:53 hs. | Sábado 17 de Noviembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Provinciales. ELECCIONES 2015
"Todos somos CFK y cada uno aporta lo suyo"
07.04.15. El precandidato a Gobernador por el FpV asegura que se siente más cómodo en los cargos ejecutivos; dice que “la Provincia es mi vida, mi alma, mi identidad”; y sobre la definición de las candidaturas afirma: “Todos somos Cristina, y cada uno aporta su particularidad
 
 

Entusiasmado pero no exultante, Julián Domínguez cuenta que lo primero que hizo luego de la reunión con la presidenta Cristina Fernández en Olivos, donde convinieron que caminaría la provincia de Buenos Aires como precandidato a Gobernador, fue “visitar al padre Pepe; y fui a verlo a Fernando Espinoza, porque La Matanza es capital nacional del peronismo; y a una industria. Son las señales que marcan por dónde, entiendo yo, va el principal desafío que tiene la Provincia”.

Para el actual presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, “el peronismo de la provincia de Buenos Aires es la columna vertebral el Frente para la Victoria y la certeza del triunfo a nivel nacional en el 2015”. 

-Que la Presidenta le haya dicho “camine la Provincia”, muchos lo ven como una señal de que ya es un elegido.
-En un liderazgo tan potente como el de Cristina, todos somos Cristina y cada uno aporta su particularidad. Es difícil pensar el país que viene sin Cristina Presidenta, porque lo abarca todo. Cada uno le aportará la parte que constituye la identidad del proyecto político. Quien tenga la capacidad de escuchar, la amplitud, la capacidad de conducción de lo diverso, de rescatar lo mejor de cada uno, va a ser el candidato. 

-¿Cree que alguno lo puede hacer?
-No, necesitamos de todos; de nuestra creatividad, inteligencia, compromiso; de nuestra visión de crecimiento y desarrollo de la Argentina. Necesitamos de acuerdos de todas las partes de lo político. 

-¿Ese acuerdo puede ser antes o después de las PASO?
-Los procesos de convocatoria y encuentro en una fuerza política como la nuestra se dan a partir de propósitos superadores, convocatorias, donde cada uno tiene algo para aportar. Yo creo, naturalmente, que la unidad hace a la fortaleza política. Hay que trabajar para fortalecer las construcciones territoriales que han sido exitosas en cada uno de los 135 municipios. Habrá que trabajar en una convocatoria fuerte de unidad. 

-Hay quienes pide evitar las PASO porque “el que pierde traiciona”.
-Hoy parece un proceso inevitable. Pero hay que trabajar para evitar la dispersión, que haya puntos de encuentro. Ojalá podamos instalar y construir esta pedagogía política donde se privilegia al conjunto y donde cada compañero que tiene algo para aportar sienta que, en el espacio que se construye, tiene lugar. Quien sea finalmente electo, nuestro candidato tiene que tener la capacidad de convocar a todo el frente interno, pero también convocar a todos los actores sociales que suscriban al modelo de país que estos doce años llevamos adelante.

-En una entrevista con La Tecla el año pasado, usted dijo que “a los bonaerenses les ha ido mal con todos los candidatos que no fueron de la Provincia”. 
-Yo creo en la política territorial. Néstor Kirchner nos enseñó el rol que tenía la gestión municipal como escuela de vida, como construcción y formación de capacidad de escucha, de resolución de conflictos, como capacidad de gestión, de rendición de cuentas cotidianamente a todos los vecinos. Por eso creo en la necesidad de que quienes conduzcan la Provincia, o quienes conduzcamos la Provincia, tengamos un fuerte arraigo territorial.

-También en esa entrevista dijo que en la Provincia “hubo candidatos, no líderes”. ¿Con usted surge un líder?
-La democracia argentina se ha construido, hasta la llegada de Cristina, en una política de candidatos. La construcción de los liderazgos son procesos de legitimidad a quienes uno siente que no lo han traicionado. ¿Por qué Cristina Fernández de Kirchner es una líder política? Porque el pueblo siente que no ha tomado ninguna decisión en su contra. En la Provincia, quien tenga la posibilidad de encabezar la fórmula va a tener la tarea de encarnar lo que piensan y sienten los bonaerenses, y actuar en consecuencia.

-¿Es viable la Provincia si un Gobernador y un Presidente no son del mismo signo político?
-La política es viable después de 30 años de democracia. Hay que buscar, por sobre cualquier valor, el interés de los ciudadanos. Entonces, cuando uno tiene objetivos claros, propósitos explicitados, acompañamiento científico, verificación de que las obras que propone son para el beneficio de la Argentina, difícilmente se pueda negar. ¿Quién puede oponerse a construir un financiamiento que permita reconstruir las rutas provinciales? ¿Quién puede oponerse a profundizar las obras de saneamiento? Esta estrategia tiene que ser encarnada por el Gobernador y las administraciones de los 135 intendentes. 

-En el gabinete de Julián Domínguez, si es Gobernador, ¿va a haber intendentes?
-A mí me ilusiona que quienes ayuden y estén al frente de la gestión tengan capacidades acreditadas en sus municipios y con su pueblo. Eso tonifica la gestión y el liderazgo de una gestión que debe ser planificada, consensuada, concertada y financiada. Nosotros aspiramos a ser el equipo de la Presidenta que gobierne el tiempo futuro en la provincia de Buenos Aires; por lo tanto hay que construirlo con la visión de equipo.

-Muchos ven en usted a alguien que cierra en el PJ, en el kirchnerismo, en la territorialidad, en que es del interior de la Provincia y alguna vez les debe tocar. ¿A usted le cierra todo?
-A mí me cierra la Argentina que dejamos para el futuro, y, por lo tanto, la provincia de Buenos Aires es una oportunidad única para nuestra generación. Por supuesto que me cierra la Provincia, es mi vida, mi alma, mi identidad; soy del interior, soy nieto de gringos, hijo de una portera de escuela.

-Tuvo tareas ejecutivas y legislativas. ¿En cuáles se siente más cómodo?
-En la ejecutiva. Siempre me sentí mucho más cómodo. Ser intendente de Chacabuco me encantó, fue le experiencia política más hermosa de mi vida. Ser ministro de Agricultura me permitió aprender a dialogar para garantizar un plan estratégico, e hicimos el Plan Agroalimentario Argentina 2020. En lo ejecutivo es donde uno siente la posibilidad directa de cambiar las cosas. 

-¿Qué haría el primer día como gobernador de la Provincia?
-Primero tengo que conseguir la liebre, hacer el guiso, ser candidato; y si Dios me acompaña y el pueblo me apoya y me da la oportunidad de ser Gobernador, iría a tres lugares el primer día: a una escuela, a un hospital y a una villa. 

-¿A escuchar?
-A convocarlos a ser parte del desafío de los próximos cuatro años. La carta de navegación de la provincia de Buenos Aires está en que nos pensemos como un todo, que nos pensemos como Provincia, que el Estado provincial pueda tener las capacidades de asistir a los sectores más vulnerables, pero también de dinamizar a los sectores más competitivos; y en esto necesitamos a todos los ciudadanos.

-¿Para eso necesitan cerrar esta interna en el Frente para la Victoria?
-Lo va a ordenar la propia participación del pueblo en las PASO. 

-¿Se ve compitiendo con otro candidato a Gobernador?
-Así están planteadas las cosas hoy.

 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente