7:05 hs. | Martes 13 de Noviembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Internacionales. Jorge Notaro
Mejorar las relaciones de Argentina y Uruguay, una necesidad de la independencia
17.02.15. Los países latinoamericanos deben enfocar como proyectos políticos la integración en el MERCOSUR, la UNASUR y el ALBA y pasar de competir a cooperar, tanto para desarrollar su producción como para enfrentar la dominación del imperialismo, que utiliza como instrumentos desde las organizaciones “multilaterales” de crédito hasta las empresas transnacionales, desde los fondos buitres hasta las calificadoras de riesgo. na de profundizar el canal de Punta del Indio y el de Uruguay de autorizar un aumento en la producción de la producción de celulosa a UPM.
 
MUJICA - TABARE VAZQUEZ
 

Los países latinoamericanos deben enfocar como proyectos políticos la integración en el MERCOSUR, la UNASUR y el ALBA y pasar de competir a cooperar, tanto para desarrollar su producción como para enfrentar la dominación del imperialismo, que utiliza como instrumentos desde las organizaciones “multilaterales” de crédito hasta las empresas transnacionales, desde  los fondos buitres hasta las calificadoras de riesgo

.Lamentablemente no son pocos los desencuentros de los gobiernos de Argentina y Uruguay que dificultan la integración rioplatense  (ver Notaro, J. Las relaciones de Uruguay con Argentina 2006 – 2012 en www.academia.edu)  y en los últimos meses se agregaron dos, el anuncio de Argentina de profundizar el canal de Punta del Indio y el de Uruguay de autorizar un aumento en la producción de la producción de celulosa a UPM.

La decisión del gobierno uruguayo de autorizar el aumento en 100.000 toneladas la producción de celulosa de la planta de UPM instalada sobre el río Uruguay tuvo como respuesta el anuncio del canciller argentino Timerman de  recurrir a la Corte de la Haya para derogar la resolución. El tema pasó a segundo plano desde que  la sumisión del juez Griesa permitió a los fondos buitres acosar a la Argentina pero los problemas en torno a la actividad de UPM siguen pendientes.

 

Los gobiernos de ambos países no han logrado ponerse de acuerdo sobre las limitaciones que impone a las decisiones unilaterales el Estatuto del Río Uruguay gestionado por la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) de integración binacional. El resultado inevitable es recurrir a otra opinión que podría ser una mediación de Brasil, los órganos del MERCOSUR o como ya lo hizo el gobierno argentino, la Corte de La Haya.

 

El aumento de la producción de celulosa es irrelevante para la economía del Uruguay pero en 2015 la empresa aceleró la producción, a mediados de año alcanzó el límite autorizado de un millón de toneladas, solicitó autorización para aumentar en 300. 000 toneladas y  anunció que de no lograrse enviaría al seguro de desempleo de los trabajadores. El gobierno uruguayo optó por autorizar el aumento de 200.000 toneladas y exigir a la empresa medidas adicionales para el cuidado del medio ambiente.

 

 

Si se considera la integración como un proyecto político es posible tener en cuenta  las asimetrías para confluir hacia la complementación productiva sobre las bases de la cooperación, el aprovechamiento de las capacidades y potencialidades así como el uso sustentable de los recursos naturales y la generación de empleo. Fijar lineamientos comunes para  para  regular el movimiento internacional de capital desestimulando los capitales especulativos y exigir a las inversiones extranjeras directas el aporte de mercados externos, valor agregado, contenido tecnológico, aprendizaje y demanda de insumos nacionales.

 

Para ampliar el mercado se requiere sustituir importaciones de fuera por producción de la región y es condición necesaria tomar medidas antidumping y aumentar el arancel externo común del MERCOSUR de 22% a 35%, el máximo que admite la Organización Mundial de Comercio. Encarece las importaciones de otros países, aumenta la competitividad de la producción regional y promueve el comercio intrarregional. Pero el gobierno de Uruguay se opuso a la propuesta de Argentina y Brasil  por la concepción liberal que tienen varios de los funcionarios encargados de las negociaciones, a pesar de que el Presidente Mujica ha manifestado que no quiere una integración “fenicia”. 

 

En los próximos cinco años el Dr. Tabaré Vázquez presidirá el país con respaldo de una mayoría parlamentaria del Frente Amplio en las dos cámaras. La definición de la orientación de las relaciones internacionales estará en tensión por las diferencias de enfoque en la coalición de gobierno. De un lado el presidente Vázquez y su anunciado ministro de economía Danilo Astori, que ya lo acompañó en el primer período de gobierno, promueven la orientación de las relaciones económicas internacionales por el mercado, ponen énfasis en las críticas a las limitaciones del Mercosur y consideran necesario acercarse a la Alianza del Pacífico. Cabe recordar que el Dr. Vázquez contribuyó con sus decisiones al conflicto con Argentina por la ubicación de la pastera Botnia (hoy, UPM) y que hace algún tiempo hizo pública su decisión de solicitar ayuda a Bush, en aquel momento presidente de los EE UU, si se llegaba a la guerra entre ambos países.

 

Del otro lado, las organizaciones políticas del Frente Amplio que tienen el mayor número de legisladores y cuya principal figura es el actual presidente José Mujica, priorizan la integración regional en el MERCOSUR y en la UNASUR como proyectos políticos. Mujica logró mejorar las relaciones con Argentina y superar el conflicto por la pastera, negó la entrada al puerto de Montevideo de los barcos ingleses que venían de las Malvinas y se solidarizó con Argentina en su lucha contra los fondos buitres, pero terminará su presidencia sin lograr acuerdos para la profundización del canal Martín García y facilitar el ingreso de las exportaciones uruguayas. 

 

El programa de gobierno del FA, aprobado por su congreso en setiembre de 2013, destaca "el Mercosur como eje fundamental de la inserción internacional". En el análisis de la Alianza del Pacífico, de la que el Uruguay participa como observador, establece que "la pertenencia plena a este mecanismo sólo será posible en la medida que no confronte con nuestros objetivos de integración y negociación en el Mercosur". Los frenteamplistas estaremos alerta porque no olvidamos que pocos meses después de rechazar el ALCA, el Dr. Vázquez puso en marcha un proyecto de tratado de libre comercio con los Estados Unidos. Si hubiera ganado los otros candidatos, el Dr. Lacalle Pou del Partido Nacional o el Dr. Bordaberry del Partido Colorado, se romperían los vínculos con el Mercosur y se integrarían, sumisos, en la Alianza del Pacífico.

 

La derecha uruguaya que se expresa a través los diarios El País y El Observador, los tres canales de televisión privados y varias radios, repite las versiones de la situación argentina que difunden La Nación y Clarín. Se ataca al gobierno argentino por qué enfrentó a los fondos buitres y al FMI, combatió los crímenes de la dictadura, recortó los ingresos a la oligarquía terrateniente y está disolviendo el oligopolio de los medios. Por esas batallas, que los gobiernos del Frente Amplio no dieron, tiene muchos enemigos interesados en complicar las relaciones binacionales, también en nuestro país-

 

 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente