22:27 hs. | Domingo 22 de Septiembre de 2019
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Provinciales. Tarifaso y cada vez peores servicios
Miles de vecinos sin luz en La Plata
25.06.19. EDELAP y un apagón que refleja la ausencia de inversiones y la desidia del Estado.
 
 

Los organismos de control no cumplen con su función y la prestadora del servicio en La Plata lleva 72 horas de apagón para miles de usuarios. La política levantó la voz, pero los entes estatales no interceden para garantizar inversión y tarifas justas.

En las primeras horas de la noche del sábado, entre las 19 y las 21 horas, miles de usuarios de EDELAP quedaron sin servicio por un apagón que aún perdura y que recién a 48 horas de haber ocurrido, logró la intervención política. Las principales zonas afectadas fueron Gonnet, Villa Elisa y City Bell, en el partido de La Plata, comuna conducida por el macrista Julio Garro.

Recién cerca del mediodía del lunes, la prestadora del servicio que en la región cobra tarifas cercanas a los dos mil pesos (promedio), encontró la falla en un cableado subterráneo. Al mismo tiempo, dispuso de seis generadores de energía para que algunas zonas puedan enchufar aparatos por un corto lapso.

Como si fuera poco, este mismo martes, un número menor al 15 por ciento de los afectados siguen sin suministro eléctrico desde la noche del sábado. Ante ello, el jefe comunal Garro señaló que: “Cuando pide explicaciones lo primero que dicen es que ahí faltaría una obra que se pidió en el 2017, que es una obra muy cara de 400 millones de pesos, y que es una subestación para que cuando no nos alimentamos de Dock Sud, la alimentación venga de ahí".

"Es una obra que la tienen proyectada y que hoy se comprometieron a iniciarla en quince días. Pero bueno, son las cosas que pasan, y por eso hemos hecho un pedido para que se sancione con la multa más dura y la máxima posible a la empresa, para que ese dinero vuelva a la gente", sostuvo.

Claro está, el jefe comunal apuesta a que el Organismo de Control de Energía Eléctrica de Buenos Aires (OCEBA) cumpla con la sanciones pertinentes. Sin embargo, el OCEBA, como la mayoría de los organismos de control, funciona como un ente de cartón y es poca la actividad que realiza sobre las grandes firmas que incrementan su ganancia a cuesta de tarifazos tras otro.

 

En definitiva, en el OCEBA rige el mundo del revés. Por caso, las grandes distribuidoras se llenan los bolsillos con tarifas impagables, las pequeñas cooperativas son sancionadas con abultadas multas que ponen en jaque la continuidad de su funcionamiento.

 

Si bien fue creado en 2004 durante la gestión de Felipe Solá, el ente tomó mayor protagonismo desde el inicio del gobierno de Cambiemos, a partir del abrupto aumento que despertó innumerables quejas de los usuarios por la ineficiente prestación del servicio. Los miles de bonaerenses se enfrentan día a día con el avasallante poder de las grandes compañías que, como publicó La Tecla, se encuentran en manos de un solo hombre: Luis Rogelio Pagano.

 

 

El exmiembro del directorio de Edenor adquirió en 2017 Edelap y Edea, por 250 millones de dólares, a Alejandro Macfarlane. El empresario, cercano al presidente Mauricio Macri, también es propietario de Eden y Edes. Con Pagano debe mediar OCEBA para hacer cumplir los contratos y la calidad en la prestación del servicio. Pero no sólo con él.

 

El directorio está conformado por cinco miembros: presidente, vicepresidente y tres vocales que, en su mayoría, provienen del mundo político y no tienen especialidad en la materia. Ellos deberían ser quienes se encargaran de aplicar sanciones y penalizar tanto a las distribuidoras.

 

En 2018, el ente emitió 275 resoluciones, de las cuales 76 corresponden a multas de cooperativas y 88 a sumarios contra las grandes distribuidoras. Es decir, penalizan al más débil y tan sólo “retan” al más fuerte, como ocurre con EDELAP. Por lo general, las sanciones económicas vienen de la mano del desvío de los parámetros en cuanto a la calidad técnica de la energía eléctrica, motivo por el que se aplica el apercibimiento que, según explican desde el organismo, es acatado sin problemas por las distribuidoras.

 

Por ejemplo, OCEBA le impuso a Edelap, que presta servicios en La Plata y su zona de influencia, una multa por $5.971.492; a EDEN, una por $4.979.938,30; mientras que EDES recibió una sanción de $1.718.761, a raíz de interrupciones en 2015 y 2016.

 

Además de ser a destiempo, las sanciones no resultan significativas para el monopolio, que en un año obtuvo ingresos por 8.880 millones de pesos y ganancias por 773 millones de pesos. En cambio, las cooperativas recibieron sólo el año pasado multas por 3.850.562,59 pesos. No obstante, desde el propio OCEBA admiten ante La Tecla que, pese a interponer  cuantiosas multas, no solucionan nada.

 

Ahora, con 72 horas sin luz para miles de usuarios (y pueden ser más), OCEBA tendrá que cumplir de una vez por todas con su rol y aplicar una sanción ejemplificadora a EDELAP. Claro está, el temor de los usuarios por otro “reto” que termina siendo un mimo a la monopólica firma, está vigente.

La Tecla
 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente