17:02 hs. | Martes 25 de Junio de 2019
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Opinión. Antonio Muñiz
En caída libre.
20.03.19. El gobierno nacional continúa su política anti inflacionaria, basada en el programa de ajuste brutal que le indica el FMI.
 
 

Este programa sigue mostrando sus limitaciones, mostrando su fracaso y conduciendo a la economía a una crisis importante en el corto plazo. 

El gobierno apuesta a todo por pasar 2019 y llegar a las elecciones  con un dólar dentro de las bandas fijadas. 

Un ajuste con tasas del 90 % anual, solo para mantener “estable” al dólar, está destruyendo la economía real, si a eso se le suma la aspiración de pesos del mercado, a través de las Leliq, la baja de salarios, las importaciones, el objetivo de déficit cero, etc, están destruyendo toda la actividad productiva y comercial. 

No es de extrañar que la industria iniciara el 2019 con una caída del 8,5% en el primer mes del 2019, en comparación con el mismo mes del año pasado.

Entre los rubros más afectados se encuentran la producción textil, metalmecánica, químicos y plásticos.

Entre las actividades industriales que mostraron mayores caídas destacan los cigarrillos (3,2%), procesos de petróleo (5,9%), la producción de insumos químicos y plásticos (7%) y la metalmecánica (8,7%). 

Estas caídas son una continuación del retroceso ya sentido durante 2018

La producción de bienes de capital continúo su caída, especialmente con la reducción de la producción de maquinaria agrícola, que cayó un 9 %

Asimismo, de acuerdo a un informe del INDEC la capacidad instalada  industrial operó al 56,6% en diciembre, el nivel más bajo desde 2002. 

Otros sectores que están trabajando por debajo de su capacidad instalada  son industrias metálicas básicas (69,4%) y las fábricas de Papel y cartón (66,8%).

Los rubros más preocupante, por su incidencia en la generación de empleo son la industria Metalmecánica al 42,8% de su capacidad, las firmas textiles lo hicieron al 32,3% y la industria automotriz, al 25,6 por ciento. 

Los pronósticos para 2019 son muy pesimistas, desde la UIA proyectan  una contracción de 1,5%, mientras el Gobierno prevé una lenta recuperación a partir de la segunda mitad. Las consultora privadas y la cámaras del sector creen que la caída será persistente durante todo 2019

“Estamos preocupados. El Gobierno es voluntarista con su mirada de la economía. Para ellos marzo va a ser definitorio. Ahí va a empezar un mayor crecimiento. A nosotros las cifras no nos dan igual. Con estas tasas de interés, presión impositiva y baja del consumo interno va a ser muy complicado que empecemos con números en verde”, aseguró Miguel Acevedo, Presidente de la UIA, días atrás. 

No existe dato en la economía que permita pensar con cierto optimismo, la situación mundial sigue compleja para las erráticas políticas económicas argentinas, un aumento en las exportaciones parece difícil,  Brasil, principal socio, sigue inmerso en su crisis con un gobierno, el de Bolsonaro, que no termina de arrancar, la lluvia de inversiones no llegó y no llegara en el mediano plazo. Queda como motor un  crecimiento  del mercado interno, pero con estas tasas de interés, la falta del crédito y la caída del consumo, alta inflación y tarifas públicas que son atentatorias para la producción es difícil creer que la situación productiva y comercial pueda mejorar durante 2019. 

 

 

Marzo de 2019

 
 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente