23:43 hs. | Lunes 15 de Octubre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Opinión. Por Adrián Murano
“La crisis económica y social tiene consecuencias que el escándalo judicial de turno ya no puede maquillar”
14.08.18. Desde hoy, una clave de las elecciones que vienen pasará por saber cuántos votantes creerán que CFK desconocía los curros de su entorno familiar y político. Y cuántos creerán que Macri es ajeno a los curros de su gabinete y su clan familiar
 
 

Al peronismo “de centro” le gusta esto.

¿Fue casual que Bonadio (PJ-derecha) haya dispuesto las detenciones mientras Pichetto lanzaba el peronismo “de centro” y sin CFK en tevé?

No parece.

¿Eso exculpa a los funcionarios y empresarios involucrados?

Tampoco. Indica, en principio, que el poder real salió a jugar fuerte en el escenario electoral, marcando su preferencia por el peronismo de centro derecha.

Ojalá fallen en el cálculo y esto termine con todo el establishment preso. Pero no va a pasar.

La campaña “son lo mismo” parece tener alcance limitado. Los ex funcionarios K devenidos en “centristas” (a excepción de Abal Medina) y el Vidal-Larretismo por ahora zafan. También, claro, quedan afuera empresarios top, banqueros y dueños de grandes medios. Así las cosas, nos encaminamos a otra campaña electoral “judicializada”, donde se hablará más de bolsos que de ideas políticas. El viejo truco del status quo para perpetuarse, gobierne quien gobierne.

Y maximizar ganancias, mientras el público se entretiene con el circo de la política intratable.

¿Es importante que vayan presos funcionarios y empresarios por supuestos hechos de corrupción?

Claro.

¿Es lo único que pasa?

No.

¿El árbol tapará -otra vez- el bosque?

Difícil.

La crisis económica y social tiene consecuencias que el escándalo judicial de turno ya no puede maquillar. Pero busca moldear el escenario electoral dejando a la economía en segundo plano. Lógico: al poder real le conviene más que se ventile corrupción que discutir modelos.

De modo que la democracia argentina parece quedar, otra vez, rehén de los operadores judiciales, los inversores económicos de campañas y los formadores de opinión.

Total normalidad

Aclaración: no doy por cierta ninguna imputación, porque como bien explica @gracepenafort, el caso es más oscuro que el carbón. Pero sería necio negar su impacto político: no importa si es cierto, importa si “la gente” lo cree o no. En eso radica el éxito electoral de las fake news.

En twitter: @adrianmurano

Periodista. Autor de Banqueros, los dueños del poder y El Agitador. Mis opiniones son mías

zoom
 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente