0:09 hs. | Martes 16 de Octubre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Provinciales.
Los intendentes del PJ no descartan reeditar Unidad Ciudadana pero ponen condiciones
14.08.18. Finalmente, y después de varias consultas, estuvieron en el plenario de la militancia kirchnerista que cerró Máximo. Cultivaron el perfil bajo pero no le querían “fallar” a Cristina cuando todavía falta mucho para las elecciones.
 
 

Los intendentes del Conurbano del PJ bonaerense no tuvieron, esta vez, un rol protagónico pero dijeron presente. Máximo Kirchner no los nombró ni los convocó a la unidad pero gran parte de su discurso estuvo dedicado a fustigar la gestión de María Eugenia Vidal. En definitiva, fue un acercamiento que deja la puerta abierta para reeditar la Unidad Ciudadana de 2017. En una situación económica crítica y sin nada definido, los jefes comunales prefieren, por ahora, no quebrar lanzas. 

“Cristina les mandó a pedir que estuvieran y no le querían fallar pero eso no es atarse a nada”, explicó a INFOCIELO una fuente ligada a los alcaldes que venían teniendo cercanía con el kirchnerismo. “No hacía falta romper nada en este momento”, dijo un colaborador que acompañó a uno de esos dirigentes al plenario de la militancia de Unidad Ciudadana en Ensenada.

Los nombres más novedosos fueron, sin duda, los de Martín Insaurralde, Juan Zabaleta, Mariano Cascallares, Leonardo Nardini, Alberto Descalzo y Martín Katopodis. En tanto, Marcelo Santillán, Alfredo Fisher, Hernán Ralinqueo y Alberto Conocchiari no causaron tanto ruido porque nunca dejaron de identificarse con el espacio de la ahora senadora nacional.

Desde una posición intermedia se sumaron Fernando Gray, Andrés Watson, Ariel Sujarchuk, Santiago Maggioti, Arrieta-Fassi, Juan de Jesús, Francisco Echarren, Ricardo Casi y Hernán Yzurieta. Queda saber si la ausencia del titular del partido, Gustavo Menéndez, se debió a cuestiones de agenda o a diferencias estratégicas.

“Creo que había conciencia de que tenían que estar por el momento político. Pero además no quieren estar afuera por si Cristina es candidata”, comentó a este medio un legislador que se ubicó ayer en una de las gradas que estaban a la izquierda del micrófono principal.

Con respecto a los discursos, consultado por INFOCIELO, Santillán explicó: “Mario Secco les habló más a los intendentes cuando comentó lo mal que la pasamos sin recursos de la Provincia. Lo de Máximo fue más dirigido a lo nacional”.

 

“Nos dicen que queremos dar un golpe a fin de año pero gracias a los intendentes que nos paramos de manos no va  a ocurrir eso. Ni nafta ni curitas ni pizarrones nos mandan. Menos mal que estamos nosotros. Preferimos morir de pie antes que arrodillarnos ante el neoliberalismo”, había dicho Secco unos minutos antes.

 

Quizá el momento más incómodo para que los que habían llegado por afuera del dispositivo K fue cuando los presentadores leyeron las cartas de adhesión de Amado Boudou y Julio De Vido, desde los penales de Ezeiza y Marcos Paz, respectivamente. El exvicepresidente y el exministro fueron ubicados, junto a Milagro Sala, en el grupo de los “presos políticos”.

 

Los intendentes hicieron la previa en la sede del Frente Nacional Peronista en La Plata. Almorzaron choripanes y sándwiches de carne, tomaron gaseosa y esperaron hasta la hora de ir al acto. “Había buena onda y no había dudas”, comentó alguien que presenció la juntada.

 

En el polideportivo ensenadense no hubo pistas ni señales de posibles candidaturas y sólo se hizo mención a que nadie le podía discutir la conducción a CFK. No obstante, entre los caciques distritales circularon a algunas ideas. Felipe Solá y Martín Insaurralde quizá fueron los más mencionados. La relación -todavía vigente- que mantienen con Sergio Massa y su tropa también fue uno de los tópicos.  

 

“Todo ok, que les pareció muy bien a los intendentes”, analizaron desde Lomas de Zamora. Insaurralde, justamente, fue uno de los más entusiastas a la hora de convencer a sus colegas. El lomense sabe que, por ahora, hay muchos anotados para la carrera presidencial pero pocos para dar la pelea en la Provincia.

 

En 2019 se cumplirán veinte años desde la última vez que un intendente estuvo cargo de la Gobernación. Después de una supremacía porteña tras los dos períodos de Eduardo Duhalde, quieren ser ellos. En las legislativas pasadas tuvieron los lugares de privilegio de las listas seccionales y ahora buscan repetir. Las encuestas y la suerte de Cambiemos, aclaran, serán determinantes.

Infocielo
 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente