1:04 hs. | Miércoles 19 de Diciembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Politica .
Por ahora, el Senado logró frenar la legalización del aborto
09.08.18. A pesar de la enorme movilización nacional, demostrativa de que la sociedad ya cambió, la Cámara Alta rechazó por 38 votos a 31 el dictamen que había sido aprobado en Diputados y que buscaba legalizar la interrupción voluntaria del embarazo. La sesión se extendió más de 16 horas y hubo dos abstenciones.
 
 

El Senado de la Nación rechazó anoche por 38 votos negativos contra 31 positivos y dos abstenciones, el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo que había sido aprobado en Diputados, frente a miles y miles de mujeres que marcharon en las inmediaciones del Congreso y en todo el país en apoyo a la ley demostrando que ya se produjo un cambio en la sociedad.

En un debate que duró alrededor de 16 horas entre los senadores que votaron en contra se escuchó  al salteño Urtubey que manifestó que hay “violaciones sin violencia”, De Angelis quien contó su infancia en el campo donde su madre amasaba para todos los hijos o senadores que plantearon que lo “gratis” nunca lo es y causa inflación y déficit fiscal; y hasta un poético Mayans que pidió imaginar qué hubiese ocurrido si la madre de Vivaldi o de Mozart le negaran el derecho a la existencia.

El último orador, Luis Naidenoff de la Unión Cívica Radical por Formosa indicó que “hay dos caminos de arranque: o miramos a los costados con excusas jurídicas, filosóficas, morales y éticas, para que nada cambie; o asumimos que estamos ante un grave problema de salud pública”.

“Los que acompañamos la media sanción de Diputados con las modificaciones que se generaron estamos convencidos de que el Estado debe hacerse cargo de este problema de salud pública” indicó y remarcó que “es sólo cuestión de tiempo para que desde la política tengamos la valentía de entender que un Estado laico siempre es más potente que una visión individual”.

Silvia Elías de Pérez, quien compartió el cierre con su compañero de bloque porque votó por la negativa, dijo que “legalizar el aborto es admitir lisa y llanamente el fracaso del Estado y es desentenderse de trabajar para prevenir embarazos adolescentes y para acompañar a la mujer en el embarazo”.

La senadora por Tucumán de Cambiemos dijo que “soy de las que creen en el derecho a la vida y que no buscan atajos” y pidió que “todos los argentinos nazcan y sean plenos”.

“De ninguna manera esta ley es inconstitucional”, indicó Miguel Ángel Pichetto y destacó “la decisión de Macri de dar este debate, fue una decisión fundamental, pero debería haberse comprometido un poquito más para que esta ley saliera”.

El jefe de bloque del peronismo federal indicó que “el No seguramente gana esta noche, pero el futuro no les pertenece; más temprano que tarde, en un día más luminoso, las mujeres van a tener la posibilidad de salir de la brutalidad del Estado de la penalización sobre la base de un hecho dramático”.

Cristina Fernández de Kirchner tomó la palabra cerca de la una y media de la mañana y destacó que “lo más grave” de la noche es que más allá de “estar de acuerdo o no, se puede proponer una modificación, pero estamos rechazando un proyecto sin proponer nada alternativo”.

Si tuviera la certeza de que votando negativamente o rechazando la media sanción de Diputados no hay más abortos en Argentina, no tendría ninguna duda en levantar la mano”, remarcó y señaló que “el tema es que acá se va a rechazar la media sanción y van a seguir produciéndose los abortos en la Argentina”.

La ex presidenta se refirió a Unidad Ciudadana y sostuvo que van “a tener que agregarle el feminismo a lo nacional y popular” al movimiento por lo que debe ser “nacional, popular, democrático y feminista”.

Fernando “Pino” Solanas emprendió contra la iglesia que durante la dictadura “sabía que se torturaban mujeres, que se entregaban los hijos de esas mujeres y no los vimos marchando contra eso”, consideró “que es un triunfo monumental porque ellas lograron imponer un debate fundamental” y remarcó que si no se aprueba es porque “sigue existiendo una visión patriarcal de la mujer descartable, de mujer incubadora, tutelada”.

De los 72 legisladores que integran el Senado, hubo ocho que no expusieron durante la sesión, de los cuales seis votaron en contra del proyecto; entre ellos el ex presidente Carlos Menem y Carlos Reutemann, ex gobernador de Santa Fe.

La senadora por Chubut, Nancy González, destacó que es católica, “pero cuando me votaron no fue por ser católica, sino para que legisle para todos los argentinos”; y sostuvo que votó a favor por “la profunda convicción que me ha dado el peronismo: la ampliación y conquista de derechos para todos y todas”.

El debate se inició a las 10 de la mañana y entre los primeros oradores estuvo Mario Fiad, presidente de la comisión de Salud del Senado y representante del Unión Cívica Radical por Jujuy se refirió al aborto como una “tragedia” aunque dijo que “el proyecto es claramente violatorio de la Constitución y de los tratados internacionales” y sostuvo que “la base de nuestro sistema jurídico es reconocer el derecho a la vida como derecho fundamental”.

Luego intervino Pedro Guastavino, del Frente para la Victoria de Entre Ríos y presidente de la comisión de Justicia y Asuntos Penales, quien sostuvo que “la única forma de abordar correctamente la problemática del aborto es desde el lado de la salud pública” y agregó que “la clandestinidad pone en riesgo la vida de todas aquellas que ante un embarazo no deseado recurren, y seguirán recurriendo, a esta práctica en condiciones muchas veces infrahumanas”.

Un capítulo aparte merece la presidenta del Senado, Gabriela Michetti, quien luego de una discusión con el jefe del interbloque Cambiemos sobre los tiempos de exposición, dejó deslizar un “es un pelotudo, que no rompa las pelotas”. Antes de esto, no le permitió a Norita Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo ingresar al recinto a presenciar la sesión.

Norma Durango, del PJ por La Pampa, recordó a Liliana Herrero, muerta recientemente por realizarse un aborto clandestino y dijo que “esta banca no es mía” sino que “es de las mujeres que han luchado durante tanto tiempo” y que la discusión “se trata del derecho de las mujeres a decidir sobre sus propios cuerpos”:

“No seamos hipócritas, la discusión es si les damos condiciones dignas a las mujeres que deciden abortar o si las dejamos en el mercado negro; la discusión no es aborto sí o aborto no, la discusión es aborto legal o aborto clandestino; esta ley lo único que hace es derecho a elegir”.

Dalmacio Mera, del Partido Justicialista de Catamarca se refirió a la discusión sobre las 14 o las 12 semanas y sostuvo que nadie argumentó “por qué después de la semana 14 una vida vale más o vale menos”, dijo que les preguntó “a todos los médicos” que conoció y “a los 9 meses nace una persona humana”.

“No encontré nada que tenga que ver con el valor incremental de una vida en nuestra Constitución ni las leyes”, concluyó.

Beatriz Mirkin, de Tucumán resumió su postura diciendo que “la ley no obliga a ninguna mujer a abortar” si no que “obliga al Estado a que no haya más abortos clandestinos”.

Va con firma
 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente