14:23 hs. | Viernes 20 de Julio de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Economía . Crisis Pro
La caída del consumo ya está impactando en los hogares de menos ingresos
11.07.18. Según un estudio de una consultora privada, en abril y mayo cayó el consumo en los hogares de menores ingresos, luego de meses de una tibia recuperación. La causa: una caída del salario real por la inflación galopante .
 
 

El nivel de consumo en los hogares de menores recursos se frenó abruptamente en abril y mayo, según se desprende de estudio realizado por la consultora de consumo masivo Kantar Worldpanel.

En el año 2017 el consumo ya venía en caída. A nivel general había retrocedido un 1 % en el año, no obstante el 17 % de los hogares más pobres (clasificado como "nivel bajo inferior" por la consultora) se había recuperado un 3 % luego del abrupto golpe del año 2016.

En el primer trimestre de 2018 el consumo en esos hogares se incrementó a un ritmo más lento de 1 %. Pero luego en abril y mayo la inflación y la pérdida de ingresos generaron una reducción en el consumo de esas franjas de población, cayendo un 2 %.

“Las mejoras de cierre 2017 y principios 2018 se licuaron”, puntualizó Federico Filipponi, director comercial de la consultora.

De acuerdo a la consultora, los precios de la canasta de consumo masivo pasaron de una variación anual de 17 % a 21 %, erosionando enormemente el poder adquisitivo y los salarios reales, lo que fue determinante para la caída del consumo de los hogares.

El gobierno trata de subsanar con una mano este golpe feroz, que da con la otra, a los sectores "más vulnerables" que dice proteger. Así, se reactivan las facilidades de pagos y las cuotas, pero en sus versiones cada vez más degradadas. En provincia de Buenos Aires, el banco Provincia por ejemplo a promoción de 50 % de descuento para compras en supermercados (favoreciendo a los empresarios amigos que más remarcan precios), pero con una condición: será sólo para productos de la canasta básica.

“Para los hogares de bajos recursos, el consumo masivo es el principal gasto ya que le destinan el 57 % de sus ingresos, de esta manera el comportamiento de los precios es central para entender la evolución, cuando estos se aceleran muy rápido tienen que ajustar”, explicó Filipponi.

El ajuste llegó a los hogares: se compran menos cosas

Para afrontar las condiciones adversas, dichos hogares achicaron el tamaño de sus compras, dejaron de visitar grandes superficies como hipermercados o mayoristas, y volvieron al punto comercial más cercano a su barrio: almacenes y en menor medida, a los autoservicios.

Según el Indec, esto se corrobora con la caída en ventas en el supermercado. En abril las compras en dichos establecimientos se redujeron un 2,1 % interanual.

La consultura estima que en promedio -en cada visita al punto de venta-, adquirieron un 4 % menos de cada categoría: “el tamaño de las compras no había caído en los últimos tres años, ni siquiera en 2016, y es una señal fuerte del impacto del contexto adverso de los últimos meses, donde los hogares se ven obligados a bajar la cantidad comprada para afrontar los incrementos de precios”, agregó Filipponi.

En términos de sectores, el principal ajuste en los últimos dos meses, se hizo en bebidas -en especial en las sin alcohol-. “Hay que considerar que bebidas es el grupo de categorías que estos hogares compran con mayor frecuencia”, aclara el informe.

De conjunto, abril es un mes "clivaje", hay un antes y un después. La actividad económica se contrajo fuertemente con una caída de 2,7 % mensual. No sólo las corridas cambiarias marcan el clima de ese mes, sino una acumulación de desequilibrios y de deterioro del poder adquisitivo del pueblo trabajador que habían empezado a manifestarse previamente.

 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente