15:42 hs. | Miércoles 14 de Noviembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Politica . Escándalo jurídico
Revocaron la prisión domiciliaria de Milagro Sala
01.10.17. La Cámara de Apelaciones jujeña resolvió que la dirigente vuelva a la cárcel. Aún no se saben los fundamentos. El fallo es violatorio de lo resuelto por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Abogados de la detenida dijeron que no debería volver a prisión hasta que se resuelva la apelación.
 
 

Milagro Sala volvió a ser víctima de la falta de garantías constitucionales que se viven de modo creciente en el país y en particular en Jujuy, donde varios jueces actúan por decisiones políticas y en contra de las normas del Estado de Derecho. La Cámara de Apelaciones jujeña revocó la prisión domiciliaria de la dirigente y ordenó trasladarla otra vez a una cárcel, en contra de la medida cautelar dictada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Los fundamentos de la escandalosa decisión todavía no se dieron a conocer y tampoco se sabe cuándo se concretará el re-encarcelamiento. El equipo de defensa legal de la detenida advirtió que “el traslado no se debería hacer efectivo” porque ellos apelarán el fallo, y “el Código Procesal Penal prevé que la interposición de un recurso suspende la ejecución de la decisión impugnada”.

“Hacemos responsable al Estado Nacional por el incumplimiento de la medida cautelar dictada el 17 de julio por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”, indicaron los abogados en un comunicado.

A su vez, desde la vivienda ubicada a 40 kilómetros de la ciudad de Jujuy donde cumple prisión domiciliaria, Milagro Sala declaró que “están violando la resolución de la Comisión Interamericana. Es muy grave lo que me están haciendo y el gobernador Gerardo Morales se deberá hacer responsable si algo me sucede”.

Agregó que el mandatario provincial “todo lo legal, lo hace ilegal. Y lamentablemente en Jujuy hay quienes se están acostumbrando a estas cosas, de atropellar los derechos de la gente para meter miedo en la sociedad”.

 

Para Sala, con la noticia de su devolución a la cárcel “quieren tapar lo de Ledesma”, dijo refiriéndose al conflicto que protagoniza el personal del ingenio que lleva ese nombre, propiedad de la poderosa familia Blaquier -algunos de cuyos miembros integran el gobierno de Mauricio Macri-, y situado en la localidad jujeña de Libertador General San Martín, donde el jueves la Policía atacó violentamente a trabajadores que protestaban en una ruta.

 

“Estoy tranquila, no tengo miedo, y esto me da la razón de lo que estábamos denunciando. Gerardo Morales me quiere amordazar y él cree que la única forma es devolverme al penal”. Tras recordar que siguen prisioneras del régimen otras seis integrantes de la organización Túpac Amaru, Sala dijo como conclusión que “así estamos viviendo en Jujuy”.

 

“Quieren que ella sea sumisa”

 

La decisión de revocar la prisión domiciliaria y mandar nuevamente a la cárcel a la líder popular y parlamentaria electa del Mercosur, fue adoptada por una cámara que integran los jueces Néstor Hugo Paolini, Gloria Mercedes del Portal y Emilio Carlos Cattan. La resolución del tribunal fue informada ayer a última hora del día a los abogados de Sala, y no se difundieron los fundamentos.

 

Elizabeth Gómez Alcorta, una de las defensoras de la dirigente, fijo que “fue imposible apelar porque nos notificaron a las 19, pero inmediatamente avisamos a los organismos de derechos humanos y a la CIDH, que en este momento ya está en conocimiento de lo que ocurrió”.

 

Consideró que la revocatoria de la prisión domiciliaria es un fallo “político, en represalia porque Milagro no se quedó sumisa. No toleran que hable, ellos la quieren callada, silenciada y a la vista para que no pueda hablar con ningún medio”, explicó la profesional del derecho.

 

Ayer, los abogados de la organización Túpac Amaru habían recusado al juez federal Pablo Pullén Llermanos, luego de que se conociera el testimonio de una persona que denunció haber sido extorsionada por ese integrante del sistema judicial para que declarara contra Sala.

 

En relación con ello, Gómez Alcorta dijo que “cada vez que se presenta una medida, la represalia es inmediata. Nos estamos dando cuenta de que no tienen ningún límite para su perversidad. Estas decisiones no pueden tener otra intención que generar una situación emocional tremenda en Milagro, y lo que está en juego es su vida, como ya lo dijo la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”.

 

El pasado 28 de julio, dicha Comisión resolvió en una medida cautelar que el Estado nacional, por ser parte del sistema interamericano, debía cumplir con la libertad inmediata solicitada por el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de las Naciones Unidas o, en su defecto, concederle la detención domiciliaria o la libertad vigilada por medios electrónicos.

 

Luego de esa decisión, a pesar de manifestarse en contra de lo resuelto por ambos organismos internacionales, los jueces jujeños Gastón Mercau y Pablo Pullén Llermanos, en dos causas judiciales distintas a través de las cuales persiguen y hostigan a Milagro Sala, la enviaron a prisión a una vivienda que es de su propiedad pero que no era su domicilio, y donde está vigilada por policías, gendarmes, cámaras de video, tobillera electrónica y control de los caminos de acceso con personal armado.

 
 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente