20:28 hs. | Domingo 23 de Septiembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Opinión. Ricardo Forster
“El macrismo ejerce un control muy fuerte sobre el Poder Judicial”
14.05.17. El filósofo e integrante del grupo Carta Abierta consideró que el poder Ejecutivo “tiene un trabajo sobre los jueces sistemático” y señaló que el fallo “abre una lógica de indulto” y “genera un efecto cascada de pedidos de acogerse al 2x1 de los genocidas”.
 
 

Diego Colao

diegocolao@hotmail.com

 “Es un fallo jurídicamente impresentable pero que se enhebra con esta ideología de la derecha neoliberal argentina; y el macrismo es parte de esa historia”, señaló Ricardo Forster sobre el pronunciamiento de la Corte Suprema que le dio el beneficio del 2x1 a los represores de la dictadura cívico-militar.

El ensayista filósofo e integrante de Carta Abierta destacó en este diálogo con Va Con Firma que “los grandes grupos de comunicación, blindan, protegen, de una manera impresionante, como nunca ha pasado en la historia argentina, al gobierno del presidente Macri”.

Sobre las elecciones y el futuro de la ex presidenta, se manifestó a favor de su candidatura en la provincia de Buenos Aires e indicó que “Cristina representa la verdadera y genuina oposición en la Argentina” ya que “hay otra oposición entre comillas que en verdad es funcional al régimen y que es parte de una alternancia mentirosa”.

- ¿En cuánto cree que influye el contexto político en la decisión de la Corte Suprema?

- Hay que leerlo en relación a una historia, a la historia que el macrismo tiene justamente con la temática de los derechos humanos. Hay que recordar una frase del presidente Macri, que nunca habló de terrorismo de Estado sino que habló de violencia en abstracto, hay que recordar aquélla frase ominosa, los derechos humanos como un curro, hay que recordar también el negacionismo de Lopérfido; es decir, hay una cantidad de cosas que nos permiten a nosotros hoy reflexionar sobre lo que significa un fallo como el de la corte, que no es una casualidad, no es un fallo que no tiene nada que ver con las políticas del propio macrismo, su ideología o sus convicciones. Este es un punto que me parece en absoluto central, me parece que quizás la corte falla pensando un poco más brutalmente las cosas, y produce lo que ha producido, que es un fallo jurídicamente impresentable pero que se enhebra con esta ideología de la derecha neoliberal argentina, y el macrismo es parte de esa historia.

- Marcos Peña dijo que rechazan el concepto del 2x1 y que en Argentina los que dicen que hay un contexto político que favorece el fallo no reconocen que hay plena división de poderes, ¿Qué opina de esto?

- Me parece que es parte del oportunismo con el que se suele manejar el Pro y el gobierno de Macri. Por un lado lanzan algo y después ven el efecto que produce y retroceden. El secretario de Derechos Humanos, Claudio Abruj, en caliente, cuando todavía no le habían dado la orden contraria, dijo que le parecía que era correcta la decisión de la Corte Suprema, el fallo del dos por uno. Ahora seguramente Peña, ellos trabajan mucho al instante, al segundo de los focus group y de las encuestas, y seguramente la repercusión, la crítica generalizada al fallo de la corte, los coloca en un lugar en el que tienen que moverse, antes de quedar absolutamente identificados con ese fallo y lo hacen con el argumento obviamente de la división de poderes. Pero si hay un poder Ejecutivo como el del macrismo que tiene una incidencia directa sobre el Poder Judicial y un trabajo sobre los jueces sistemático, es precisamente el del gobierno de Macri. Pensemos y recordemos que los dos jueces de la Corte Suprema que votaron junto a Nolasco fueron los mismos jueces que en su momento Macri quiso poner por decreto en la Corte Suprema. Entendamos cuál es el juego, están construyendo una mayoría dentro de la Corte que les sea absolutamente funcional. Eso no quiere decir que mañana esa mayoría sea integrada por Lorenzetti o por Maqueda, eso se verá, pero queda claro que el macrismo ejerce un control muy fuerte sobre el Poder Judicial en este momento.

 

- ¿Cree el gobierno va a pagar un costo político por este fallo?

- Espero que la movilización del miércoles que viene, que va a ser una movilización seguramente muy importante, tenga una contundencia de tal naturaleza que precisamente muestre que hay una parte muy fuerte de esta sociedad que considera que los juicios de lesa humanidad, que la política de Derechos Humanos es una política de Estado, una política que debe ser parte de la vida democrática y del contrato de los argentinos. Entonces desde ese punto de vista ojalá que el gobierno pague un costo político.

- ¿Es equiparable esta situación al indulto, en algún sentido?

- No tiene la misma dimensión que la decisión del ex presidente Menem de indultar a las juntas, pero abre una lógica de indulto, digamos, genera una expectativa y un efecto cascada de pedidos de acogerse al 2x1 de una cantidad inmensa de genocidas que hoy han sido condenados y están en prisión, eso también hay que leerlo.

- ¿Cómo analiza el papel que tuvieron los medios de comunicación sobre este fallo?

- Tomemos en cuenta que los grandes grupos de comunicación, blindan, protegen, de una manera impresionante, como nunca ha pasado en la historia argentina, al gobierno del presidente Macri. El modo como construyen la información, el modo como generan una distracción respecto al daño real que está produciendo en casi todos los niveles el gobierno de Macri, es más que elocuente. Y aquí por supuesto hay que hacer alguna diferenciación, el grupo La Nación es un grupo que históricamente ha defendido a los genocidas, que ha estado siempre por la amnistía, la reconciliación, por la historia completa, por la teoría de los dos demonios, etcétera, etcétera. Entonces obviamente que se siente más próximo a un fallo de esta naturaleza de la Corte Suprema. El grupo Clarín que es más sibilino, más viscoso en sus maniobras, puede incluso quizás diferenciarse del fallo pero en el fondo me parece que los medios concentrados de comunicación tienen una misma lógica.

- ¿Le parece que durante este gobierno hay una excesiva judicialización de la política, o es una herramienta más que usa la oposición?

- Siempre es un problema la judicialización de la política, eso lo vimos sobre todo durante los dos gobiernos de Cristina Kirchner. La problemática de la ley de servicios de comunicación, vimos el modo como los grupos económicos y comunicacionales se ampararon en la judicialización para frenar una cantidad de iniciativas. Siempre es mejor que la política se dirima donde debe dirimirse que es en el espacio público, que es en la representación política, que es en la participación social y no en sede judicial. Cuando la política termina en sede judicial, la que queda más flaca y la que se empobrece es la vida democrática de la sociedad. Por lo tanto hay que tener mucho cuidado porque por otro lado el Poder Judicial no es un poder neutral, abstracto, sino que tiene intereses, defiende intereses. Lo vemos claramente hoy en el modo como opera fundamentalmente sobre la figura de Cristina, o como protege al grupo Macri. Lo vimos ahora con algunos fallos como el del fiscal Moldes sobreseyendo a Rivas; entonces claramente el núcleo del Poder Judicial hoy es parte del proyecto neoliberalismo macrista. Entonces la judicialización de la política siempre es un problema, ahora, si uno tiene que ir a la justicia para tratar de defender un derecho, bueno eso hay que hacerlo. Si ese derecho está siendo cuestionado o intenta ser derogado por el Poder Ejecutivo, bueno, sino queda un alternativa hay que ir a lidiar a la sede tribunalicia. Pero donde de verdad se defienden los derechos y donde se construyen los derechos es en el espacio público, es en la construcción política, es en la disputa por el poder real y no en sede tribunalicia.

- ¿Cómo ve la posición de Cristina Kirchner para las elecciones de medio término? ¿Está del lado de los que piensan que si Cristina se presenta se polariza la elección y se lleva la discusión al plano del gobierno anterior o le parece que se tiene que presentar y dar la discusión en las elecciones?

- Yo soy de los que piensan que sería muy bueno que Cristina sea candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires, no simplemente por una cuestión de si hay que polarizar o no, sino porque creo que Cristina representa la verdadera y genuina oposición en la Argentina. Que hay otra oposición entre comillas que en verdad es funcional al régimen, que es parte de una alternancia mentirosa, y que Cristina y el kirchnerismo, y el peronismo kirchnerista, como queramos llamarlo, es en verdad la fuerza real de la oposición en la argentina y que su cabeza visible y su mejor expresión en todo sentido es Cristina. Después si será candidata o no será candidata, eso ya es otra cuestión. Si la construcción de la unidad va por un lado o va por el otro, eso ya se verá; en lo personal a mí me gustaría que Cristina sea candidata por esto que estoy diciendo, porque creo que pone en juego precisamente lo que es la construcción de una oposición real en la Argentina y con chances ciertas de interpelar a una parte mayoritaria de la sociedad argentina. No tengo dudas de que Cristina gana claramente una elección en la provincia de Buenos Aires.

http://vaconfirma.com.ar/?articulos_seccion_963/id_3418/ael-macrismo-ejerce-un-control-muy-fuerte-sobre-el-poder-judiciala-
 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente