17:02 hs. | Sábado 17 de Noviembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Politica . Reorganización del FPV
Cristina cenó con intendentes para condicionar la candidatura de Randazzo
04.05.17. Casi un año después de la única vez que se vio con alcaldes del PJ como ex presidente –en 2016 fue en el Instituto Patria– Cristina reapareció anoche en una juntada política: cenó con alcaldes y dirigentes bonaerenses, frente a los que se movió como “jefa” y trató de fijar los ejes de la disputa política y electoral. “Ahora Macri va por la caja de los jubilados” alertó y planteó que el Gobierno usará esos fondos para cubrir su déficit.
 
 

A 50 días del cierre de listas, y a horas de iniciar su gira por Europa –viaja este viernes, vuelve el 16 de mayo- la ex presidente se apareció, sin preaviso, en la juntada del “bloque Caballito”, la mesa que debutó hace una semana y donde se juntan el PJ bonaerense, La Cámpora, el grupo Fénix, alcaldes del interior y la mitad del Grupo Esmeralda.

No lo dicen en voz alta, pero esa amalgama es para visibilizar que Florencio Randazzo, el ex ministro K que se mueve como candidato, acumuló escasas adhesiones al menos entre los dirigentes. “Tiene tres intendentes” dicen sus detractores tirando el número, intencionalmente, para abajo. Son algunos más.

Ninguno de los que se sientan a la mesa de Caballito quiere una PASO que les resulta cara y peligrosa, sobre todo a los que tienen territorio que preservar.

Aunque Cristina no despejó la intriga sobre si será o no candidata si dejó en claro que “jugará” en la elección en el sentido de que estará presente, hará campaña y participará del armado. Su tiempismo es, de mínima, un recurso para fortalecer la posición de sus protegidos, “los pibes”.

Luego de “exponer” sobre el plan económico del macrismo –pronosticó que luego de las elecciones vendrá “un nuevo ajuste”- se retiró y dejó que los dirigentes se entreguen a la rosca más urgente.

Estaban Máximo Kirchner, que se mueve como el silencioso ordenador de la juntada, el jefe del PJ Fernando Espinoza, y los intendentes Martín Insaurralde, Verónica Magario, Ariel Sujarchuk, Leo Nardini, Jorge Ferraresi, Mario Secco, “Paco” Durañona, Walter Festa y Juan Ustarroz. Además de la cúpula neocamporista que comparten Cabandié, asador y anfitrión, “Wado” De Pedro y Andrés Larroque.

El movimiento es obvio: mostrar un bloque grande, que deje en franca minoría al randazzismo, para forzar una lista de unidad. A ese pacto, hasta acá, se resiste el ex ministro que aparece flanqueado por alcaldes, el Movimiento Evita y gremios.

“Tenemos que avanzar en la unidad con proyección. No podemos hacer una lista que el 12 de diciembre se fuguen 2 o 3 diputados” es el mantra que repiten en referencia a lo que hicieron algunos de los socios de Randazzo: los Evita que dejaron el bloque FpV y Diego Bossio, socio de Oscar Romero, de SMATA, uno de los impulsores de la postulación del ex ministro de Transporte.

 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente