13:35 hs. | Viernes 16 de Noviembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Economía . Crisis económica
El sector lácteo tuvo una caída peor que en la crisis del 2001
27.02.17. Según un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav), se produjo en 2016 un 14,2% menos que el año anterior, superando la caída del 10% posterior a la crisis del gobierno de De la Rúa. Evidencian un desplome del consumo interno.
 
 

 

“La producción láctea presentó durante el 2016 una significativa baja en sus niveles de producción primaria, un descenso de la elaboración de subproductos de la leche y una intensa caída en el consumo doméstico”, indica el informe elaborado por el observatorio de políticas públicas de la Undav.

La producción primaria de leche se redujo estrepitosamente y la caída en la producción del 2016 fue del 14,2%, interanual, afirmándose como la baja más pronunciada desde 1970; aún más baja que la posterior a la crisis del 2001, que fue del 10% en 2002.

Los datos de la subsecretaría de Lechería del Ministerio de Agroindustria indican que la producción en 2016 alcanzó los 9.711 millones de litros, que es la cifra más baja de los últimos 9 años.

En cuanto a la caída del consumo interno, el informe destaca que “en el año 2016 se produjo una baja significativa en el consumo de leche: se consumieron casi 6 litros menos de leche pasteurizada por persona”, lo que implica una baja que supera el 25%.

“Analizando la evolución anual, el consumo per cápita de leche pasteurizada del 2016 se ubicó en niveles exiguos en términos históricos siendo incluso más bajo que el vigente en el período de la crisis económica del 2001/2002”, sentencia el documento.

Describen desde Undav que “la demanda interna languidece por la pérdida de poder adquisitivo y este escenario no sólo afecta a los productos procesados de mayor agregación de valor, sino que también ya empezó a reducir la demanda de leche líquida y en polvo”.

Como explicaciones, desde el observatorio del Undav afirman que además de la caída del consumo interno, “la industria se ve impactada por una reducción en la demanda externa, producto de la abundancia de excedentes en el resto del mundo y el derrumbe de los precios de los commodities lácteos”.

“Un subproducto de este contexto de recesión mundial es que buena parte de la mercadería producida en el país, que era destinada al comercio internacional, se deba colocar en el mercado interno, lo que ha generado una saturación de la oferta, que afectó los márgenes de ganancia de los tamberos argentinos”, agregan.

Los números de las exportaciones son elocuentes: hubo en 2016 una disminución interanual en las exportaciones lácteas cercana al 40% ya que totalizaron 712 millones de dólares, cifra menor a los USD 1.173 millones exportados durante el 2015.

Por el lado de las importaciones, desde el observatorio expresan que “el escenario también es preocupante” ya que hubo un crecimiento “del 43,6 en millones de dólares importados y de casi 56% en cantidades”, lo que evidencia que “el sector empezó a sustituir parte de su producción por compras en el exterior”.

Y dentro del sector, el rubro quesos es el que más incremento tuvo en los volúmenes importados, lo que es importante ya que “por su grado elevado de agregación de valor, la industria quesera es una de las más sensibles del sector y la que más se ve afectada por el ingreso indiscriminado de productos procesados del exterior”.

Otro gran problema que expone el informe es la crisis que atraviesa Sancor, la principal exportadora de lácteos del país. “Es particularmente alarmante” ya que “las exportaciones de la firma cayeron un 60% (en 2016, con respecto a 2015), su producción se redujo un 30% y el balance del 2016 arrojó una pérdida superior a los 2.400 millones de pesos”.“A diferencia de las políticas públicas que aplican economías con una desarrollada cadena láctea como son Francia, Italia, Estados Unidos y Nueva Zelanda, entre otros, la cadena de valor láctea argentina parece estar librada a su suerte”, concluye el informe.

 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente