16:17 hs. | Miércoles 19 de Septiembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Provinciales. FRAUDES PRO
MANOTAZO ELECTORAL DEL GOBIERNO
21.12.16. Ahora, Macri quiere tomar por asalto el juzgado federal que puede proscribir a Cristina. Apuesta a forzar la llegada de un "Newmann boy" al Juzgado Federal 1 de La Plata, con competencia electoral en toda la Provincia, mediante una jugada viciada de ilegalidad. La trama detrás de la designación de un juez en conflicto con los Derechos Humanos.
 
 

Tres jueces federales subrayaron las graves irregularidades que pesan sobre la maniobra. Por ejemplo, que ya existe un concurso abierto -trámite número 348, sospechosamente demorado luego de haber sorteado un jurado- para designar un juez al frente del Federal 1 de La Plata, y que cualquier traslado debe hacerse dentro de la misma jurisdicción y la misma competencia. Por esos motivos, llegaron a tachar por “inconstitucional” la petición del Consejo de la Magistratura.

El presidente Mauricio Macri debe revalidar en 2017 su gestión en las elecciones Legislativas y no hace pie en la Provincia, no por nada caracterizada como la “madre de las batallas”. Para colmo, el Congreso le rechazó su reforma política. Cercado, apuesta a remover al Juez que tiene competencia electoral, ¿y colocar a un “propio”?

Las elecciones legislativas de 2017 no pintan fáciles para el Gobierno. Mauricio Macri no es candidato pero Cambiemos debe revalidar una gestión que, por ahora, no muestra brotes verdes, y que suma el rechazo de la opinión pública, verificado en la mayoría de las encuestas elaboradas en Buenos Aires, que es, como siempre, la instancia decisoria de toda elección nacional.

Es imperioso para Cambiemos obtener un buen resultado. Es más: ata todas sus esperanzas de superviviencia a alcanzar el objetivo de mínima: un empate técnico o un escenario de tercios con el resto de la oposición que no asoma sencillo. Para colmo, el Congreso terminó rechazando la reforma política a la que se aferraba como la mayor arma electoral, luego de que especialistas dieran cuenta de la vulnerabilidad del voto electrónico que proponía Macri y la oposición sospechara que se urdía una maniobra por detrás.

Ahora, acorralado, Macri metió otro manotazo. Esta vez, el objetivo es quedarse con la Justicia Electoral bonaerense. Hasta el 30 de noviembre, la jueza Servini de Cubría, de la Capital Federal, fue designada por el Consejo de la Magistratura para subrogar la competencia electoral bonaerense, que, en rigor, le correspondía ejercer al titular del Juzgado Federal 3, de Ernesto Kreplak. ¿Por qué el CM le “amputó” esa función? Se sospecha que por su pasado como funcionario del Ministerio de Justicia durante el gobierno de CFK.

Como sea, la subrogancia de Servini de Cubría se extendió del 30 de noviembre hasta el 31 de marzo, prácticamente la fecha de inicio de la parte jugosa del calendario electoral. La extensión de esa subrogancia se votó junto a varias otras, con una particularidad: la de Servini fue por un trimestre y las restantes por un año. ¿Por qué? Se preguntó la oposición dentro del Consejo. La respuesta no tardó en llegar y dejó atónito a más de uno.

Espontaneidad

Enterado de la precaria extensión de la subrogancia de Servini de Cubría, el juez federal del fuero criminal y correccional de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta, presentó “espontáneamente” el 14 de diciembre una nota al Consejo en la que pedía el traslado de competencia a La Plata. En la misiva, a la que accedió INFOCIELO, dijo que el motivo de la petición es su interés “en un crecimiento profesional teniendo en cuenta que se trata de un juzgado con mayor jurisdicción territorial, donde tramitan causas complejas, en especial aquellas vinculadas con delitos de lesa humanidad”.

La declaración encierra un cinismo alarmante: Culotta fue denunciado en el Consejo de la Magistratura por Estela de Carlotto, que lo acusó, en su paso por la Sala I de la Cámara Federal de San Martín, de haber tergiversado pruebas y haber invocado hechos falsos durante el juicio contra el ex secretario del Ejército Eduardo Alfonso, en 2011, por delitos de lesa humanidad, con la intención de garantizar su impunidad.

La petición de Culotta fue bien acogida dentro de la mayoría oficialista del Consejo de la Magistratura que, para guardar las formas, pidió a la Cámara Federal que diera su opinión. Por mayoría, ese cuerpo decidió no presentar objeciones aunque con un recaudo: los jueces marcaron que es competencia del Consejo velar por la legalidad del traslado.

 

Los votos en disidencia, de los jueces Schiffrin, Calitri y Vallefin subrayaron las graves irregularidades que pesan sobre la maniobra. Por ejemplo, que ya existe un concurso abierto -trámite número 348, sospechosamente demorado luego de haber sorteado un jurado- para designar un juez al frente del Federal 1 de La Plata, y que cualquier traslado debe hacerse dentro de la misma jurisdicción y la misma competencia. Por esos motivos, llegaron a tachar por “inconstitucional” la petición del Consejo de la Magistratura.

La advertencia de tres de los jueces de la Cámara no fue óbice para que el trámite siga su curso. Se prevé que esta semana, la Comisión le de el visto bueno al pedido de Culotta y que, a más tardar, a comienzos del año que viene, se resuelva en el Plenario su designación. Para lograrlo, el Gobierno necesita apenas 7 votos, mayoría simple.

 

Por qué ese juzgado, por qué ese juez

Sobre Culotta hay hechos comprobables y dichos difíciles de digerir. En los corrillos políticos se le atribuye una relación estrecha con el macrismo y hasta un pasado en común en el colegio Cardenal Newmann, cámara de origen de la mayoría de los funcionarios PRO. Difícil de comprobar: En toda la red no hay un solo currículum, a pesar de que se trata nada menos que de un juez federal.

¿Qué hay detrás del pedido de Culotta y de la reprochable actitud del Consejo de la Magistratura? Fue dicho: el Federal 1 con competencia electoral tiene múltiples atribuciones y un amplios poderes en una elección. Puede, por ejemplo, impugnar y habilitar candidaturas. Podría, en tal caso, impedir la presentación de un candidato o de un partido.

En el peronismo no se andan con medias tintas y leen la jugada como un claro intento para proscribir una eventual candidatura de Cristina Fernández de Kirchner, que, según distintas encuestas, tiene una intención de votos que en ningún caso baja del 25 por ciento. EGM

 
 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente