13:34 hs. | Lunes 23 de Julio de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Economía . Crisis en la industria
Textiles en pie de guerra: reclamarán frente a la municipalidad de Luján
08.12.16. Lo que empezó con una charla sobre la crisis textil organizada por diversas agrupaciones del PJ local y la Central de Entidades Empresarias Nacionales, terminó en un llamado de movilizacion de trabajadores y empresarios el próximo martes a las 19hs frente a la Municipalidad de Lujan.
 
 

La noticia fue confirmada desde la Cámara Textil de Luján y los referentes de la Asociación Obrera Textil local.

Más de 250 trabajadores y empresarios textiles marcharán ante la Municipalidad de Luján para exigirle al Intendente Oscar Luciani que intervenga, ó de explicaciones,  ante la dramática situación del sector.

El parque industrial flandria y los pymes de la región se encuentran con caídad de la actividad industrial del orden del 35% y se traduce en baja de horas extras, suspensiones y despidos.

En una charla que expusieron el economista Alejandro Robba, los Empresarios Raul Hutin, la Francisco Do Reis. presidente el la CEEN y el Presidente de la Cámara textil de Luján Rodolfo Bianchi y delegados de la Asociación Obrera Textil concluyó con los ánimos caldeados a tal punto que al finalizar la misma se autoconvocó  movilización reclamando soluciones al poder ejecutivo local.

RADRIOGRAFÍA DEL SECTOR TEXTIL DE LUJAN

Uno de los sectores más afectados por la baja en la productividad es el textil, donde la apertura de importaciones y la retracción del consumo hacen estragos. Como lo anunció tiempo atrás la Cámara que nuclea a las pymes, muchas de ellas radicadas en la zona de Jáuregui, la disminución de la producción no logra revertirse. Para graficar esa situación, un empresario pyme de esa localidad contó a este medio que “literalmente ya no tengo lugar físico para guardar mercadería”. El productor contó que decidió suspender el turno noche, porque “me resulta más económico mandar a los empleados a sus casas pagándoles que producir, porque sólo el costo de la electricidad se me incrementó de 14 mil pesos mensuales a 25 mil”. Dijo que adelantará las vacaciones de su personal para “pasar el verano” y esperar “que llegue marzo a ver qué ocurre”. De todos modos, comentó que con la cantidad de stock acumulado en todo el año, “aunque se reactive el consumo tenemos tela para casi todo el año que viene”.    

“Están cayendo los niveles de producción. Como todo el contexto nacional, hay una caída de consumo en Argentina y eso se ve reflejado en las ventas de todas las empresas. Estamos trabajando horas simples, no hacemos más horas extras, trabajando de lunes a jueves. Como tenemos servicio continuo y no podemos parar los procesos, trabajamos de corrido esos días. Si tuviéramos una actividad plena tendríamos que trabajar de lunes a sábado a la madrugada. Ahora trabajamos hasta el jueves al mediodía”, explicó Lipton Block, uno de los dueños de Estampados Rotativos.

El empresario comentó que “toda la vida hemos trabajado horas extras pero en lo que va del año se cortaron las extras, están suspendidas”. También indicó que la empresa ubicada en la Ruta 5 mantiene un nivel de actividad del 70 por ciento en comparación con su capacidad instalada.

En cuanto al tema de importaciones, Block explicó que “nosotros hacemos tejidos planos y tejidos de punto; lo primero está más vinculado a la producción de Luján, porque nosotros damos trabajo a los tejedores de Luján al cambiar crudo por estampado”. En ese punto, “el tejido plano está más golpeado por el tema de las importaciones que por la baja de consumo”.

“Estamos sosteniendo el empleo, adelantando vacaciones, con suspensiones de horas extras y estamos haciendo el máximo esfuerzo para sostener el empleo, pero si esto no cambia rápidamente veremos qué pasa el año que viene. Estamos tratando de pasar el verano y llegar a marzo para ver si se reactiva la economía. En marzo veremos. Siempre los meses de verano son complicados para toda fábrica, porque está el cierre por vacaciones y mantenimiento. Históricamente los meses más duros de nuestra industria fueron enero y febrero. Pero si encima venís de un año malo, cuesta pasar el verano y llegar a marzo cuando se supone que se reactiva la economía. Si eso no ocurre veremos cuáles son las consecuencias para toda la industria textil”, amplió.

Recordó que el desenlace “no depende de puertas adentro de mi empresa, sino de puertas afuera en cuanto a lo que haga el gobierno a nivel macro”.

Block marcó que en diálogo con colegas dedicados a otros rubros recibe un panorama similar al que atraviesa su empresa: “Hablo con colegas de otros rubros y también sienten mucho el parate y te dicen que fue un año difícil. El parate se sintió más que nunca en octubre, porque esperábamos que la cosa arrancara pero se sintió mucho más la caída de la actividad”.

A la caída del consumo se sumó el incremento en el costo de producción. En este punto, uno de los titulares de Estampados Rotativos expuso que “con todos los insumos en dólares y una devaluación del 50 por ciento, todo eso se incrementó”. Al respecto, agregó que “la mano de obra aumentó un 30 por ciento, la luz aumentó un 100 por ciento, no hay insumo ni costo que no haya aumentado entre un 30 o un 50 por ciento, cuando esos incrementos no los podés trasladar a precios de ventas”.

“Es un problema que hay en Argentina que tenemos una inflación galopante que te quita la rentabilidad. Como toda la industria, seguimos adelante con la perspectiva de que mejoren las condiciones de ventas. Cuando hay inflación y hay consumo, trabajás. Cuando hay inflación pero no hay consumo, no es bueno para la industria ni para nadie. Estamos esperando que el rumbo económico cambie y se reactive un poco el consumo. Si no hay consumo no hay actividad”, expuso.

Algoselan, propiedad de Carlos Diforti y ubicada en el Parque Industrial Villa Flandria, no atraviesa una mejor situación. Un trabajador tradujo en imagen la actualidad de la firma: “Asusta entrar al depósito y ver la cantidad de mercadería acumulada, llega hasta el techo”.

A pedido de EL CIVISMO, la textil envió un punteo referido a las medidas tomadas debido a la baja de ventas. En primer lugar, se marcó una caída de las ventas del 30 por ciento. Además, el informe habla de un aumento en el stock de denim (tela de jeans) del 500 por ciento, una situación muy distinta a la del 2015 cuando existían niveles “muy bajos”. La empresa indicó que el porcentaje señalado “sería más del doble de lo deseado operativamente”. 

 

Por otra parte, los responsables de Algoselan hablan de un “deterioro de los márgenes”, ya que “no sólo no se pudieron trasladar las subas de costos sino que hubo que realizar descuentos adicionales ante una fuerte caída de la demanda y ofertas de la competencia”. La empresa radicada en Jáuregui indicó también “alargamientos de los plazos de cobranza de 60 días a 90 días”.

 

En ese contexto, se tomaron distintas medidas según los sectores. En Hilandería, se resolvió “reducir la producción en un 50 por ciento”, al igual que en el área de Tejeduría. En la práctica, esto implica disminuir el horario laboral a cuatro días por semana, al menos hasta marzo próximo.

 

El achicamiento incluyó también la “eliminación de horas extras en toda la planta” y la “suspensión de todas las obras en curso, afectando a unas 50 personas”. De igual modo, Algoselan resolvió rechazar “créditos ya asignados para compra de maquinaria” y suspender “el plan de renovación tecnológica”.

 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente