5:32 hs. | Miércoles 26 de Septiembre de 2018
info@politicahoy.com.ar  
   Inicio   
    Politica    
    Provinciales   
    Municipales   
    Internacionales   
    Opinión   
    Arte y Cultura   
    Economía    
Opinión. Erica Zirkel
Maltrato animal: Una ley que no hacemos cumplir
01.12.16. En la argentina la ley 14346 de protección animal se promulgó en octubre de 1954. Lo que nos pone a la vanguardia a nivel mundial.
 
 

“En 1977, la Liga Internacional de los Derechos del Animal hizo una declaración, que fue posteriormente aprobada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, en la que se parte de la premisa de que todo animal posee derechos y, en particular, derecho a la existencia, al respeto, a la atención, a los cuidados y a la protección por parte del ser humano.

Los países de vanguardia han adoptado estatutos a favor de los animales. Otros han actualizado su legislación; todos recogiendo los principios de respeto, defensa y protección.”

En la Argentina muchos hogares poseen al menos una mascota. Sin embargo, muchas personas desconocen el propósito de los animales en el mundo y desconocen la responsabilidad que conlleva poseer un animal y optan por el abandono y el maltrato de estas criaturas inocentes.

Por este motivo, es de vital importancia proteger y cuidar de los animales a fin de que se desarrollen en un ambiente sano en beneficio de las familias y que nos identifique con las sociedades que hoy son de vanguardia

 El maltrato hacia los animales puede manifestarse de muchas maneras. Muchos de los esfuerzos para encauzar a los que maltratan animales se ven frustrados, debido a que los procesos son escasos y las penas impuestas son muy leves para el delito cometido. Si queremos que nuestros animales sean protegidos, se necesita de un Estado que trabaje en la disuasión del maltrato y una sociedad que se involucre.

Los animales son parte de nuestro entorno, son seres vivientes que merecen un trato justo y digno.

 Por otra parte, existen estudios científicos sobre la conexión que existe entre el maltrato hacia los animales y la violencia hacia las personas. El abuso hacia los animales puede indicar la existencia de un problema mucho más profundo. Los niños, jóvenes o personas que abusan de los animales pueden estar sufriendo situaciones de abuso y pueden llegar a convertirse en seres que menosprecien el respeto a la vida y a la dignidad humana.

La violencia es violencia cualquiera que sea la víctima; una persona que abusa de los animales pudiera no tener empatía hacia otros seres vivos y es un riesgo que puede terminar en violencia hacia los demás. Por eso es preciso que se tomen medidas para evitar que se continúe con el maltrato hacia los animales.

 

El mundo está cambiando, eso es relativo, tal vez una parte sí. Y tal vez sea esa pequeña porción de gente la que impulsa los cambios, mientras que el resto se reparte entre los que son indiferentes, los que no tienen tiempo, los que dicen que eso no es lo importante, los que no se enteran, los que tienen miedo y los que hacen daño.

Entonces somos unos pocos los que empujamos a las sociedades hacia los cambios. 

En todo el mundo. Y en todo tu mundo.

Y cuando digo el mundo, tu mundo, digo lo que te rodea. Tú casa. Tu familia. Tú cuadra. Tus vecinos. Tu escuela. Tus amigos de la escuela. Tu trabajo. Tus compañeros de trabajo. El club. El supermercado. Ir a misa. Lo que te vaya rodeando mientras avanzas, o retrocedes… por eso no importa para donde te muevas. Ahí donde vos vas, tu mundo te acompaña.

 Y es ahí donde tenés que hacer la diferencia. Desde no tirar papeles en la calle, hasta darle el lugar en el bondi a quien lo necesite. Y en el medio un mundo de posibilidades y de necesidades.

Y quien te necesita son los más vulnerables, hoy vamos a hablar de los animales y puntualmente de los caballos.

Porque ellos son los sin voz. Y es literal. El caballo solo relincha cuando está contento o cuando llama a un par. Y ese par podes ser vos.

Porque cuando lo están lastimando, maltratando, cuando sufre, cuando lo dañan, el caballo, no emite sonido. No tienen voz. No pueden gritar, no pueden defenderse, no

te pueden llamar para que vos lo ayudes. Sufren en silencio. Mueren en silencio. Y es ahí donde cada uno de nosotros puede hacer la diferencia.

Porque en los últimos años, la visión mundial sobre los animales ha cambiado; éstos siempre fueron una parte fundamental de nuestras vidas y, por ende, de la sociedad. Se

ha reconocido que los animales son seres sensibles y dignos de un trato humanitario.

Nosotros formamos parte de una ONG que se preocupa y se ocupa del rescate de caballos en situación de maltrato. Hay infinidad de situaciones en las que esas pocas palabras aplican. Hay muchísima más “gente” involucrada en “negocios” o pseudo “trabajos” en los que se explota a los caballos. (Y esto porque hablamos hoy de caballos pero va desde ahí hasta el caso Vannucci-Garfunkel)

 Y esto sin entrar en la dicotomía socio económico bajo la cual se “justifica” el uso del caballo. El uso-maltrato de un caballo nos pone como sociedad en un estado precivilizado.

En el 2016 y tras siglos de historia, por lo menos podemos contar VI Siglos, es inhumano que se use lo utilice para (y enumero): tirar de carros para hacer una

peregrinación para agradecer a una Virgen, tirar de carros de carreros, con la excusa de que son recicladores urbanos, tirar de carros en la Ciudad de Buenos Aires bajo el

nombre de “paseo en mateo”, doma, carrera de caballos en hipódromos que pueden ser legales o ilegales, etc, etc, etc 

 Animales lacerados, desnutridos y deshidratados que yacen hasta alcanzar la muerte inevitable en las calles, en casillas, en terrenos tomados, en zonas marginales. Marginales para los animales y para las personas que ahí viven.

Y eso no es todo, es un generador que se retroalimenta permanentemente, ya que al vincular a los niños con las escenas de maltrato a animales, no solo los últimos son los

perjudicados sino también los primeros ya que aprenden desde temprano el poco valor por la vida y se compromete de esta manera, su conducta adulta futura.

Y de acá pasamos a la seguridad de las personas y a la seguridad vial, que se encuentra comprometida y en peligro, ya que está terminantemente prohibida la tracción a sangre (TAS) en todo el territorio de la República Argentina.

Con esto volvemos a la “gente” que está involucrada en el “negocio” que existe sobre la vida de cada caballo. Hay muchos intereses creados alrededor de la vida y la

muerte de un caballo. Porque lamentablemente es un animal que su peso vale vivo y vale muerto.

Y esto se podría ir solucionando si cada uno hiciera su trabajo.

1- Conocer la ley

2- Hacerla cumplir

3- Educar a las personas

Y la persona que no cumple con su trabajo debe ser sancionada.

“El hombre es bueno, pero si se lo vigila es mejor.” Perón

¿QUE HACER EN CASO DE MALTRATO Y CRUELDAD CONTRA ANIMALES?

Debes tener presente:

 1. Es un delito penado por el Código Penal.

 2. Es un delito que tiene Acción Pública, es decir que puede ser denunciado por

 cualquier persona.

 3. El hecho se puede denunciar ante la Policía o fiscalía. Y ellos no pueden negarse

 si no estarían incumpliendo los deberes de funcionario público. 

 Ley 14.346 - DENUNCIAS POR MALTRATO

Pasos y requisitos necesarios para concretar una denuncia:

 1. Las denuncias son personales, debe efectuarlas la persona que presencia el hecho y que es testigo del hecho.

 2. El/la denunciante debe ser mayor de edad, (21 años), y acreditar su identidad con Documento Nacional de Identidad, Libreta de Enrolamiento o Cívica. Si es

extranjero y no posee D.N.I., por medio de su Cédula de Identidad.

 3. La denuncia puede hacerse verbalmente o por escrito, ante las autoridades del lugar en que ocurrió el hecho. En caso de realizarse por escrito deberá ser firmada ante

el funcionario que la recibe.

 4. La denuncia no exige mayores formalidades. Basta con describir los hechos considerados delictuosos, el lugar y tiempo en el que ocurren o han ocurrido y, si se lo

conoce, el nombre, apodo, señas, y/o domicilio del culpable y cualquier otro dato de interés que pueda facilitar la investigación. Si se puede agregar fotos para dar

testimonio de la situación en la que se encuentra el animal.

 5. La denuncia debe formularse ante la Comisaría de la zona, Juez competente, o el Ministerio Fiscal. LA POLICIA TIENE LA OBLIGACIÓN DE TOMAR LA DENUNCIA: LA LEY DE PROTECCIÓN AL ANIMAL NRO. 14.346 ES UNA LEY PENAL Y HAY QUE HACERLA CUMPLIR.

 6. El denunciante no contrae ninguna obligación que lo ligue al proceso, ni es necesario el asesoramiento de abogados.

De todas maneras, en esto, no estamos solos, todas las ONG asesoran y colaboran con todas las personas que denuncian un caso.

Educar a nuestros hijos, en el cambio, va a hacer la diferencia en las generaciones futuras.

Las acciones nuestras van a hacer el mundo de mañana.

Depende de lo que le enseñemos a nuestros hijos va a ser la sociedad donde van a vivir nuestros nietos.

VPC – Voluntarios por los Caballos

https://www.facebook.com/Voluntariosporloscaballos 

 
 
 
   ENVIAR COMENTARIO (El cual será evaluado)
 
Nick
 
E-mail
 
Comentario

 
     
Ingresar el número de la siguiente imagen para que el comentario se envíe correctamente